La aceptación de la alternancia

Cecilia Téllez Cortés

La inquietud merodeaba en los encuentros que sostuvo el presidente Enrique Peña Nieto con empresarios de Alemania y de los Países Bajes. En España las cosas fueron más de protocolo.

Frente al proceso electoral que llevará a cabo nuestro país en poco más de dos meses, la proximidad es causante de expectación entre las comunidades empresariales europeas.

Fue hasta que el presidente Peña Nieto visitó a los integrantes de la Confederación Patronal Neerlandesa cuando el mandatario ofreció seguridades de que sin importar quién gane las elecciones presidenciales, México continuará en la ruta del crecimiento económico y el desarrollo.

Lo hizo de forma vehemente tras escuchar al dirigente de la Confederación Patronal Neerlandesa, Hans de Boer, quien manifestó que los empresarios de su país quieren certeza en las políticas del gobierno de México para poder planear sus inversiones.

A ello, el Jefe del Ejecutivo recordó que nuestro país ya ha tenido alternancia en el ejercicio del poder sin que se hayan puesto en riesgo las inversiones extranjeras.

Admitió que hay posturas diversas entre quienes hoy compiten por la Presidencia de la República, sin embargo, aseguró que el proceso electoral se lleva a cabo en un clima de gran normalidad democrática.

De hecho, hizo hincapié en que se cuenta con un andamiaje jurídico e instituciones democráticas sólidas así como reformas constitucionales que avalan la solidez del sistema económico.

En este contexto, pidió a los inversionistas neerlandeses tener confianza y no alterar su visión sobre México por el proceso electoral, ya que toda democracia se somete a elecciones, pero al final de cuentas los países transitan a partir de su orden constitucional y el marco legal del que se han dotado. En viaje de regreso a México, donde se prevé arribe las primeras horas de este jueves, el mandatario confió en que sus dichos hayan convencido a los inversionistas.

 

El PEJE POR SU BOCA MUERE.

Unos días después del primer debate entre los aspirantes a la máxima magistratura de este país, al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López se le está olvidando el efecto amor y paz. Anda de rijoso, con un doble discurso y acaba de ingresar a su faceta de víctima.

A la pifia de ofrecer como regalo los departamentos que dijo no son de su propiedad sino de sus hijos, se suma ahora la soberbia de quien va como número uno en las encuestas. Ayer, en su gira a Chihuahua calculó el margen de la victoria que prevé obtener. “Si hoy fueran las elecciones, ganaríamos con 15 millones de votos de diferencia”. Luego enfiló sus baterías contra el candidato del Frente :“Imagínense que (Anaya) aspira a ser presidente de México, nuestro país no merece eso, es mucho nuestro pueblo para tan poca persona; a (José Antonio) Meade que es también lamentable su caso, es una tapadera de toda esta mafia de poder”, expuso. Luego, ante la difusión de los spots del PRI, ​se puso como víctima y ​pidió a la población chihuahuense: “Ayúdenme sin insultos, con alegría ​de ​que vamos a ganar, ayúdenme a contrarrestar esta campaña, toda esta guerra sucia”. Y como estas declaraciones, tendremos muchas más de aquí a las elecciones. Veremos.

 

ENTRESIJOS. Ayer diputados locales aprobaron una ley que ofrece amnistía a jóvenes detenidos por el gobierno de Marcelo Ebrard durante los disturbios del 2012. El grupo de Morena en la ALDF no estuvo de acuerdo porque para ellos, como lo ha dictado su jefe Andrés Manuel López Obrador, quienes merecen amnistía y respeto a su libertad son los delincuentes, secuestradores y narcotraficantes y no jóvenes, algunos detenidos sin tener vela en el entierro en esos disturbios…El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación autorizó ayer que los candidatos independientes puedan llegar a recaudar -de peso en peso-, hasta 422 millones de pesos de financiamiento privado. “No es un cheque en blanco”, advirtió la presidenta Janine Otálora…Fue sin querer, es caprichoso el azar. Tal cual reza la letra de una de las canciones del maestro Joan Manuel Serrat, ayer en un restaurante de un hotel de Madrid algunos integrantes de la comitiva de prensa que acompañó al presidente Enrique Peña Nieto en su gira por Europa tuvieron un feliz y privilegiado encuentro con el cantautor. Ni tardo ni perezoso, Héctor González, director general de Información Nacional en Los Pinos y admirador consumado de Serrat intercambió saludos con el cantante y no perdió oportunidad de lanzarle la pregunta sobre Sabina por ahora hospitalizado: ¿Cómo sigue Joaquín? A ello, Serrat respondió de buena gana: “Pues, sigue…”

@cecitellez

cetece@gmail.com

Imprimir

Comentarios