¿Justa..., por pecador? - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 25 de Abril, 2018
¿Justa..., por pecador? | La Crónica de Hoy

¿Justa..., por pecador?

Leopoldo Mendívil

LIC. MARGARITA ZAVALA,

CANDIDATA PRESIDENCIAL:

+Calle vuestra merced..

que Dios será servido

Del Quijote de la Mancha

 

El 21 de febrero de 2014, su marido Felipe Calderón y usted -perdone el orden en que los he mencionado, pero ese fue el que ustedes habrían acordado-, su marido, decía, inauguró la Fundación Desarrollo Humano Sustentable que,  explicó, permitirá:

“Documentar lo que hicimos, aprender de lo que hicimos, entender el alcance de lo logrado y también qué fue aquello que no alcanzó el propósito que se pensó originalmente y espero que pronto pongamos a disposición de los mexicanos un recuento de estrategias y políticas que implementamos para responder a los problemas de México”. 

Pero en ese recuento de objetivos, el señor Calderón algo omitió:

“Corregir aquello en que fallamos…”.

Al menos no inventó: lo que estuvo mal, estuvo mal y ni modo…

Quizás haya llegado el tiempo de poner en uso los productos logrados en los primeros cuatro años de vida de Desarrollo Humano Sustentable y que ahí se esté configurando o se haya configurado el Plan de Gobierno que usted pretendería ejecutar si gana la Presidencia de la República. He entendido más que bien su postura sobre la distancia existente entre usted y su esposo, aunque creo que donde sí hay coincidencia es en que lo caído, caído y lo que haiga sido, haiga sido… Es la mejor forma de administrar el pasado de él y el probable futuro de usted, Margarita, pero lo que tenía que ser se va configurando en ese sentido preciso; me refiero a la diferencia existente entre  ustedes, que quieren olvidar la parte principal del sexenio de don Felipe, frente a la imposibilidad del resto del país de lograr lo mismo, aunque quisiéramos. Aunque muchos no lo crean, el presente se fabricó en el pasado y el futuro se fabrica en el presente, sobre todo cuando existen innumerables factores, ni siquiera imaginados, que emergen, lo recuerdan y lo influyen…

Los recuerdos de este mes han sido inmensamente dolorosos por la fuerza de las garras con que el pasado tiene apresado a nuestro futuro y éste a lo que, aunque luchemos por evitarlo y por negarlo, no lo podremos lograr…

Los tres chavos más conocidos actualmente en México, no eran jaliscienses.  Javier Salomón Aceves Gastélum, de 25 años,  procedía de Mexicali, B.C.; Daniel Díaz, de 20 años, nació en Tepic, Nay. y Marco Ávalos, de 20 años, en Los Cabos, B.C., de manera que seguramente conocían bien la historia del narcotráfico mexicano que en sus capítulos de empoderamiento e internacionalización, creció con ellos; y con el gobierno de su esposo… Quizás algunos de ellos llegaron imaginarse enfrentando alguna situación parecida, dada la facilidad con que ahora se mata a gente de cualquier edad y en cualquier lugar del país, pero desecharon tales mariguanadas y continuaron su rumbo, sin saberlo,  en esa dirección… Antes se dificultaba imaginar que otro chavo como ellos -presuntamente llamado o apodado Omar, deshiciera en ácido cuerpos humanos de su edad, incluso; y en  el número que fuera, semana con semana, por la mugrosa cantidad de tres mil pesos que le pagaba el cártel Nueva Generación. Ahora, pues ahí tenemos los hechos hasta ahora manejados por la respetable y respetada autoridad penal…

Pues bien, por no haber actuado en funcion de la magnitud de responsabilidad que adquiría y para contar con el apoyo del poder estadunidense, el gran provocador de esta situación, que fue su marido, el presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa admitió la imposición de las políticas washingtonianas de supuesta persecución y abatimiento del narcotráfico, en vez de disfrazar con ellas el propósito real que ha sido mantener el aprovisionamiento de sus ciudadanos consumidores, incluso hasta el día en que el Cielo les permita descansar en paz…

Qué terrible fue la herencia de su marido a la nación, Margarita. Y nadie ha hecho nada para que don Felipe responda legalmente por sus acciones.

La paradójica coincidencia de ese feroz, bestial triple crimen con la presencia suya en el debate de los candidatos presidenciales fue lo peor que pudo ocurrirle… Numerosas veces, como consta en el archivo de este espacio, le sugerí cuidado, precaución y mucho juicio en la realización de su muy legal y respetable proyecto político. A todo tiempo le  llega su momento y más tarde su final. Ya está usted enfrentada a lo que las otras candidaturas presidenciales hagan para torpedear su campaña. Para muchos electores este pudiera ser el momento de vengarse de su esposo, Margarita y así, los votantes que vayan el primer día de julio próximo podrán percibir reflejos y chispazos rojizos que se escapen de la transparencia de las urnas electorales… Será, quizá la sangre de una que otra víctima cuya vida alguien cercenó en las cercanías de esa casilla, en los años que corren de este siglo...

O también podría ocurrir que esos votantes prefirieran guardar para después su derecho de elección, por no olvidar que detrás de usted está quien propició aquella mortandad que no cede y es cada vez peor, más salvaje, más enferma, más inhumana…

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendivil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios