La Asamblea Legislativa legaliza el vandalismo

Rafael Cardona

Muy de acuerdo con el espíritu de la pésima Constitución de la Ciudad de México, y en abierta anticipación a las ofertas de amnistía de Andrés Manuel López, la Asamblea Legislativa de la capital (tercamente se sigue autodenominando ALDF, cuando el DF no existe más), exoneró para siempre a 500 delincuentes, a quienes pronto sacará a la calle.

Sumados a los miles de puestos en libertad gracias al sistema penal acusatorio, cuyo fracaso en la aplicación del “populismo judicial” es notorio, los vándalos cuyos delitos perturbaron la paz de la ciudad con el pretexto de las “movilizaciones sociales” y el derecho a la protesta violenta, estos agraciados regresarán a agitar las calles capitalinas, en beneficio de Morena, precisamente cuando el proceso electoral está en plena ebullición.

Ayer mismo, mientras la irresponsable y populachera Asamblea emitía su perjudicial decreto, cientos salieron a las calles aledañas a Los Pinos, para protestar por un triple homicidio ocurrido en la lejana ciudad de Tonalá, en el remoto estado de Jalisco.

Nadie puede vincular los hechos de allá con la actuación presidencial. Nada tuvo Peña Nieto en relación con esa barbaridad criminal, pero la oportunidad de trasladar los conflictos del post debate a las calles, no iba a ser desperdiciada por los profesionales de la agitación.

Crónica informó así de los dos hechos cuya vinculación es evidente.

“De manera unánime —40 votos a favor y cero en contra—, los diputados de la Asamblea Legislativa, aprobaron dar amnistía a 510 detenidos en marchas, quienes habían sido juzgados por ataques a la paz pública, rebelión, ultrajes a la autoridad, motín, sabotaje y sedición. Esto, con base en el artículo 104 del Código Penal local, que permite la extinción de los delitos por amnistía.

“El dictamen señala que en 25 manifestaciones se detuvieron a cientos de personas, que implicaron violaciones a los derechos humanos.

“… los legisladores avalaron la iniciativa, propuesta por la diputada, ahora morenista, Beatriz Olivares, con lo que se les retiraron las sentencias a los detenidos durante las protestas registradas en el periodo de 2012-2015, en especial de las marchas del 1 de diciembre de 2012, 2 de octubre de 2013 y 20 de noviembre de 2014.

“La nueva disposición entrará en vigor cuando se publique en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México —aún no hay fecha— y eximirá de los cargos a aquellas personas que fueron detenidas en el periodo mencionado.

 “Actualmente son sólo tres personas las que permanecen en la cárcel, 96 en proceso y todos los demás, según los diputados, purgaron condenas de forma injusta y fueron criminalizados.

 “Esta iniciativa llevaba tres años atrasada, lo mismo que las recomendaciones de derechos humanos sobre detenciones arbitrarias”.

De esta manera el Estado actúa contra sí mismo. Con el auxilio de la alcahueta Comisión de los Derechos Humanos local, han dado marcha atrás y han legitimado, para siempre, la impunidad. Todo un caso en el camino a la consagración de la anarquía.

Y como ahora todo en esta ciudad es permitido, situaciones como las detalladas a continuación, serán cada vez más frecuentes e impunes.

“…En la Ciudad de México, un grupo de aproximadamente 500 estudiantes respondió al llamado por redes sociales (hashtag #Nosontressomostodxs) con el fin de manifestar su rechazo por la desaparición y muerte de tres estudiantes de cine en el estado de Jalisco.

“Los jóvenes capitalinos se dieron cita alrededor de las 16:00 horas para dirigirse sobre Reforma a las oficinas de la Secretaría de Gobernación, partiendo del Ángel de la Independencia. Al final, lograron que una comitiva fuera recibida por autoridades, a quienes entregaron un pliego petitorio.

 “Pidieron a las autoridades esclarecer lo sucedido y hacer justicia.

 “Una buena parte de los estudiantes participantes eran de escuelas artísticas (CUEC, Facultad de Arte y Diseño, entre otras) y expresaban su profunda tristeza ante el asesinato.

 “Unamos las voces para clamar justicia y un alto al derramamiento de sangre en este país”, dijo Aldo Rodríguez, alumno y promotor del movimiento #Nosontressomostodxs”.

La novedad en esta marcha fueron los petardos lanzados a Los Pinos, sin nadie para impedirlo.

“Padres y familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos desde 2014, marcharon este martes para exigir la resolución del caso antes de que termine el gobierno actual.

“El contingente intentaba llegar a la residencia oficial de Los Pinos, pero les fue prohibido el acceso, por lo que a la altura de la Calzada Chivatito y Paseo de la Reforma, lanzaron petardos y bombas molotov a los policías que resguardan las vallas metálicas que frenan el acceso a Los Pinos.

“Los manifestantes salieron del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”, (la más subversiva de las ONG de jesuitas y laicos), en la calle Serapio Rendón, colonia San Rafael.

“Los inconformes intentaron además tirar las rejas y avanzar a Los Pinos, pero no lo lograron”.

Según los reportes, no se reportan personas lesionadas ni detenidas. ¿Detenidas?, ¿para qué?

 


rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com

Imprimir

Comentarios