Bienestar

Acciones para evitar la proliferación de mosquitos

Evitar la formación de charcos previene la proliferación de mosquitos

La CDMX libre de casos de paludismo autóctonos

En la Ciudad de México se cuenta con un Sistema de Vigilancia Epidemiológica de las Enfermedades Transmitidas por Vectores, para detectar, notificar y tratar oportunamente los casos de paludismo identificados por las Unidades del Sector Salud, considerados foráneos e importados. 

En el marco del Día Mundial de Paludismo, con el lema: “Preparados para vencer al paludismo”, el Gobierno de la Ciudad de México a través de la Secretaría de Salud local, ratifica el compromiso con la agenda de la Organización Mundial de la Salud (OMS), contra la enfermedad que afecta muchos países, incluido México. 

Cada vez más, se avanza hacia la eliminación de la enfermedad, en 2016, 44 naciones reportaron cifras inferiores a los 10 mil casos de paludismo, y en nuestro país ha iniciado el proceso de control a la eliminación en las 32 entidades federativas. 

Con este propósito, esta época de calor y de inicio de temporada de lluvias, se han desplegado acciones para reforzar las estrategias de control, vigilancia y prevención en la Ciudad de México, lo que ha permitido no tener casos autóctonos de paludismo ni casos de personas que hayan llegado a la ciudad con posible infección. 

El paludismo es una enfermedad infecciosa y transmisible, producida normalmente en regiones más cálidas, por un parásito en de la sangre del género Plasmodium y transmitida por la picadura del mosquito anopheles. Los niños menores de cinco años son particularmente más vulnerables a esta enfermedad. 

El mosquito transmisor se reproduce en aguas estancadas, arroyos, pantanos, brazos de ríos y remanentes de aguas de lluvia. 

Debido a lo anterior, la Secretaría de Salud capitalina realiza acciones conjuntas a través de la Dirección de Epidemiología y Medicina Preventiva y las 16 Jurisdicciones Sanitarias, tales como: capacitación al personal de salud, pláticas informativas sobre Paludismo en las salas de espera de los Centros de Salud y colocación de periódicos murales. 

Asimismo, se organizan pláticas de orientación a padres de familia, mujeres embarazadas y a quienes tienen planeado viajar, sobre cómo protegerse, con su saneamiento básico en las viviendas para inhibir la presencia del mosco que transmite el paludismo. 

Para evitar la aparición de mosquitos por las altas temperaturas y el inicio de las lluvias, es importante descacharrizar los patios del hogar; es decir, sacar aquellos recipientes acumulados, botes, vasijas, llantas y todas las cosas que puedan acumular agua y atraen a los insectos. 

A las personas que visitan ciudades, estados o países con casos de transmisión de paludismo, epidemiólogos y personal de salud recomiendan el uso de mosquiteros con insecticidas, vestir de preferencia con camisas de manga larga y pantalones largos y usar de repelentes de insectos. 

El cuadro clínico de la enfermedad se caracteriza por fiebre que se puede presentar en la tarde y noche al inicio y después cada tercer día, malestar general, dolor muscular de espalda y cabeza, náusea y vómito. 

La Secretaría de Salud local recomienda a los que se salen de viaje que, en caso de que a su regreso presenten fiebre, cefalea, diaforesis o escalofríos, acudan al Centro de Salud más cercano a su domicilio y no se auto mediquen. 

Para mayor información la población puede llamar al Centro de Atención Telefónica Medicina a Distancia 5132 0909.

Imprimir