Indignación en España tras condena por abuso sexual y no por violación | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Abril, 2018

Indignación en España tras condena por abuso sexual y no por violación

Protestas por fallo de sólo nueve años de cárcel a cinco acusados de violar en grupo a una mujer en los Sanfermines. Uno de los jueces llegó a pedir la absolución porque los gestos de la víctima “me sugieren excitación sexual”

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La condena por abuso sexual, y no por violación, a cinco hombres que agredieron en grupo a una joven durante las pasadas fiestas de los Sanfermines en Pamplona (norte de España), generó ayer un fuerte rechazo en todo el país y la convocatoria de movilizaciones en todas las grandes ciudades en apoyo y solidaridad con la víctima.

En su fallo, hecho público en medio de una gran expectación mediática, la Audiencia de Navarra condena a los cinco acusados a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado al entender que los abusos se produjeron sin el consentimiento de la joven, pero no se dio uso de la violencia ni intimidación, condiciones para que la agresión se considere violación.

Juez quería absolverlos. La decisión del tribunal no fue unánime. El juez Ricardo Javier González emitió un voto particular en el que se ha desmarcado del veredicto final —aprobado por sus compañeros José Francisco Cobo y Raquel Fernandino— y se decantó por defender la absolución de los cinco acusados.

Argumenta que en ninguna de las imágenes que se aportó como prueba durante el juicio percibió “en su expresión [de la víctima], ni en sus movimientos, atisbo alguno de oposición, rechazo, disgusto, asco, repugnancia, negativa, incomodidad, sufrimiento, dolor, miedo, descontento, desconcierto o cualquier otro sentimiento similar”.

“La expresión de su rostro es en todo momento relajada y distendida y, precisamente por eso, incompatible a mi juicio con cualquier sentimiento de miedo, temor, rechazo o negativa”, señaló y concluyó que “lo que me sugieren sus gestos, expresiones y los sonidos que emite es excitación sexual”.

Durante el juicio, la víctima —de la que no trascendió el nombre ni su rostro— declaró que no opuso resistencia dada la superioridad numérica y física de los procesados, lo que le hizo entrar en shock y desear que todo terminara cuanto antes.

Investigados por otra violación. Los condenados son cinco amigos de Sevilla (sur de España), —entre ellos un militar y un guardia civil— que están en prisión provisional desde su detención tras los hechos y que siempre han defendido que las relaciones sexuales con la joven fueron consentidas.

El grupo viajó el 6 de julio de 2016 a Pamplona (norte) para asistir a los Sanfermines, una de las fiestas españolas más conocidas mundialmente, y coincidió con la joven en la madrugada del día 7 de julio.

Unos meses antes, cuatro de ellos, según descubrió y denunció la Policía, ya habían agredido a otra joven en el interior de un coche tras conocerla durante unas fiestas en una localidad de Córdoba (sur).

“No es no”. La sentencia provocó la indignación de los colectivos feministas reunidos a las puertas de la Audiencia que mostraron su rechazo al grito de “No es abuso, es violación” o “No estás sola, tienes a tu verdadera manada contigo”. “Nos parece indignante que violar en España te cueste nueve años”, denunció Carlota Álvarez, del Movimiento Feminista de Madrid, convocante de la protesta que reunió en el centro de la capital a más de 50 mil personas.

 

Imprimir