Negocios

Propuestas de reglas de origen podrían perjudicar a estadunidenses

Un estudio elaborado por el Center for Automotive Research (CAR por sus siglas en inglés) señaló que las propuestas de Estados Unidos sobre reglas de origen, que determinan qué porcentaje de un auto debe ser fabricado en la región que abarca el acuerdo para evitar aranceles, podría perjudicar a los consumidores estadunidense, disminuyendo las ventas y las exportaciones del país.
El organismo con sede en Michigan, dijo que las actuales propuestas sobre las normas de origen de los autos podrían forzar a los fabricantes de vehículos y autopartes estadunidenses a trasladarse a regiones de menores costos fuera de Norteamérica.
En las conversaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, Canadá y México, los negociadores del gobierno de Donald Trump inicialmente exigieron que los vehículos tuvieran un 85 por ciento de componentes elaborados en Norteamérica para validar la ausencia de aranceles, respecto al 62,5 por ciento actual.
Pero ejecutivos de la industria dicen que ahora los negociadores estadounidenses exigen un contenido de hasta 75 por ciento, con algunos componentes provenientes de áreas que pagan impuestos más elevados.
Las normas de contenido se han convertido en un asunto crucial de las negociaciones para reformar el pacto comercial de 24 años.
La canciller canadiense, Chrystia Freeland, dijo el miércoles que se han hecho progresos en las discusiones del TLCAN sobre las normas para el sector automotor.

Imprimir