Academia

Los riesgos de los autos autónomos

Raúl Rojas, profesor mexicano en inteligencia artificial de la Universidad Libre de Berlín, encabeza a investigadores alemanes que mejoran el desarrollo del vehículo y tecnología AutoNOSMOS, cuyos vehículos han circulado por autopistas de Europa y México, para hacerlos cada vez más seguros y eficaces.
“El auto circula en Berlín desde 2011 con licencia de manejo y seguimos desarrollando diferentes aspectos del vehículo porque deben ser más seguros”, señala en entrevista. Actualmente no hay ningún lugar en el mundo donde el auto vaya vacío porque siempre hay muchas cosas impredecibles: peatones, bicicletas… sobre los cuales debe reaccionar un conductor humano. “Si un peatón sale repentinamente entre vehículos es difícil detectarlo con los sensores”. Por ello, su investigación continúa mejorando el vehículo, haciéndolo más seguro para que en algún momento sea capaz de surcar las ciudades vacío y con toda seguridad.
En marzo pasado, un auto autónomo de la empresa Uber atropelló a una ciclista en Arizona, durante un recorrido de prueba, lo cual desacreditó la tecnología entre la población. Al respecto, Rojas señala que este tipo de tecnología requiere su tiempo y ritmo para no poner a las personas en peligro, “por eso siempre hay una personas detrás del volante”.
En el caso de Arizona, añade, la persona encargada del vehículo no prestaba atención, jugaba con su celular, adicionalmente hubo un error de programación en el vehículo. “Esto para mí es incomprensible y no debe ocurrir de ninguna manera. En este caso el culpable es Uber por haber quemado etapas y no seguir los protocolos de seguridad más apropiados. Conozco muchas otras compañías y grupos que tienen más cuidado que Uber. Fue un descuido imperdonable que no debe volver a suceder.

Imprimir