Nacional

Destruyen más de 466 mil artículos piratas en la CDMX

Este viernes fueron destruidos más de 466 mil artículos de procedencia ilícita que autoridades del gobierno capitalino han incautado en diversos operativos, con la finalidad de combatir la comercialización de mercancía ilegal y eliminar riesgos sanitarios.

En la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), al supervisar la destrucción, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, destacó que esta acción representa el cierre del círculo de ataque a la delincuencia.

“Si la delincuencia piensa, hace y comete actos delictivos para tener una ganancia, o un patrimonio, pues están estas figuras administrativas, como la extinción de dominio, para desmotivarlos, para decirles que no cometan ese delito, porque cuando nosotros tengamos conocimiento del patrimonio ilícito, iremos sobre de él”, señaló.

Entre los artículos destruidos destacan más de 400 mil discos compactos (CD) y dispositivos de almacenamiento óptico (DVD), 10 mil teléfonos celulares y tabletas, más de 13 mil armas punzocortantes y réplicas, así como más de seis mil botellas de bebidas alcohólicas y 23 mil cigarros; además, también se destruirán más de 110 toneladas de ropa y calzado.

El mandatario capitalino refirió que estos operativos contra mercancía ilícita son frecuentes; en tres años se han destruido más de 967 toneladas, como parte de las acciones que se implementan a través de la UIF en contra de la comercialización ilegal de artículos de procedencia extranjera.

Asimismo, apuntó que los materiales destruidos son clasificados para la reutilización en la creación de cascos antimotines, láminas, colchones y composta, entre otros.

Los diferentes artículos se embargaron precautoriamente en los operativos de coordinación interinstitucional con las diferentes instancias del gobierno, debido a que quienes los comercializaban no acreditaron la legal estancia, posesión y pertenencia dentro de la circunscripción territorial de la ciudad.

La disposición de este tipo de mercancías tiene como fin la destrucción, cuando son nocivas para la salud, aunque también hay productos que pueden ser destinados a la donación a dependencias y asociaciones, en apoyo a grupos vulnerables.

 

lrc

Imprimir