Salud

Guardianes ancestrales cuidan salud infantil

Educación. Empresa farmacéutica mexicana presenta una serie de cinco historietas con la que busca fomentar entre los niños hábitos de autocuidado para que desarrollen entornos saludables a lo largo de su vida. #GuardianesdelaSalud

Pakayelistli, Señor de la Salud es la deidad que guía a Los Guardianes de la Salud.

El tesoro más valioso de la infancia, la imaginación, es el recurso con el que ancestrales superhéroes mexicanos podrían salvar a la niñez y evitar que caiga en las garras de las enfermedades y los problemas de salud.

Con la imaginación, las historietas cobran vida y para dimensionar el poder que se emana de sus páginas habrá que retroceder en el tiempo, ubicarse en la época en la que la mente humana tenía la capacidad de crear escenarios fantásticos y recordar cómo seres ficticios hacían siempre triunfar al bien sobre el mal.

Con esta construcción clásica, la empresa farmacéutica Chinoin presentó Los Guardianes de la Salud, serie de historietas que abordan cinco temas. El objetivo es que a través del uso de dibujos o viñetas, los niños puedan entender la forma con la que se desarrollan las enfermedades y los problemas de salud.

Por ejemplo: uno de los cómics está dedicado a explicar la importancia que tiene el lavado de las manos; Invasión piojosa es el título que cuenta cómo estos parásitos brincan de una cabeza a otra y la forma en la que se deben eliminar.

Por su parte, Señor Páncreas: ¿Qué es la diabetes?, trata de un niño que está preocupado porque a su papá le diagnosticaron esta enfermedad. Para dimensionar la gravedad del problema, en el cuento se hace un viaje al interior del cuerpo del papá y es ahí donde el niño se entrevista con el páncreas, quien narra cómo se fue enfermando, y al suceder esto, también le platica la forma en la que se afectaron otros órganos.

En el cómic Comer bien para estar bien se cuenta la historia de una niña que al ser consentida y mal educada por sus padres, se le permite comer todos los productos chatarra que se le antojen. Preocupados por esta conducta, los amigos de la niña llaman a los Guardianes de la Salud, quienes hacen un viaje imaginario a una tierra en donde abundan pastelillos, refrescos y comida chatarra. En este lugar la niña sacia todos sus antojos hasta que se da cuenta de que un niño obeso y enfermo está preso, pues al engordar ya no pudo atravesar la diminuta puerta por la que ingresó.

Tanto en esta como en cualquiera de las otras cuatro historias, se destaca que los autores proyectaron los errores más comunes que tienen los padres al momento de educar e inculcar hábitos en sus hijos. Por ejemplo: al explicarle al niño lo que es la diabetes, también se explica cómo el menor se angustia al saber que su padre está enfermo y que pese a ello no se cuida y come productos que le harán daño.

Francisco Larrondobuno, responsable del proyecto y gerente de Producto en Chinoin, comentó que de cada historieta se realizará un tiraje de cien mil ejemplares, los cuales  quincenalmente serán colocados en los veinte mil consultorios que visita la fuerza de ventas de este laboratorio. Destacó que la temática de los cómics no está relacionada con ninguno de los productos que manufactura esta empresa y que los ejemplares son gratuitos.

¡En acción! En el momento en el que la población infantil mexicana es seducida por la comida chatarra, o si queda atrapada entre los tentáculos del sedentarismo, un grito de auxilio hace aparecer a los ocho superhéroes de la serie Los Guardianes de la Salud. La historia cuenta que “hace algún tiempo indescifrable, los animales más representativos de nuestro país se reunieron en la tierra del gran Pakayelistli, Señor de la Salud, e hicieron un juramento: con magia, amor y conocimiento, siempre ayudaremos a mantenernos sanos”.

En las primeras páginas del cómic se explica que estos animales se fusionaron con niños y niñas para dar vida a: Tortugirl, Mapache Boy, Monarca Girl, Venado Boy, MonquiGirl, Jaguar Boy, Quetzal Girl y Armadillo Boy, guerreros que entrarán en acción cuando escuchen el llamado ¡UalaPikki Ahora!

UalaPikki significa guardianes de la salud en náhuatl. Cada personaje con sus características físicas y psicológicas son creación del pediatra Mario Aguilar Gutiérrez, quien entre otras cosas, desarrolla técnicas para fomentar la salud en la clínica Gema que está en Amecameca, Estado de México.

“Cuando terminé la carrera y comencé a ejercer la pediatría me di cuenta de lo difícil que era explicarles a los niños algunas enfermedades y crear con ellos lazos para lograr una comunicación eficiente; entonces tuve la idea de hacer unos personajes inspirados en animales en peligro de extinción y representados por niños que nos ayudarían a fomentar los hábitos clínico-dietéticos y de amor al deporte en los pequeños”, señaló el doctor Aguilar, quien también es miembro del Consejo Mexicano de Pediatría.

Los Guardianes de la Salud es una obra cuya ilustración estuvo a cargo de Alejandro Salinas y el guion de Carlos Medina, autores de las historias que se empalman con los hábitos y costumbres de los mexicanos.

Por su parte, Francisco Larrondobuno comentó que pese a los avances en cuanto a cambio de hábitos entre los adultos, todavía queda mucho por hacer, sin embargo enfatizó que con los niños es diferente, pues ellos son receptivos y se debe moldear su conducta alimentaria  y estilos de vida. “Los cómics son un recurso didáctico que estarán en el consultorio de los médicos con los que se brindará información y educación a los más pequeños”, concluyó.

Cómics en acción

Viaja a las páginas de estas historietas y busca en YouTube el video “Los guardianes de la salud salvan a la infancia mexicana”. También puedes descargar las cinco historietas en la dirección:

https://we.tl/29TJVnW0d0

Imprimir