Daniela Vega y Eugenio Derbez, símbolos actuales del cine iberoamericano | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 27 de Abril, 2018

Daniela Vega y Eugenio Derbez, símbolos actuales del cine iberoamericano

Trayectoria. En una ceremonia previa a la cuarta edición de los Premios Platino, los actores fueron reconocidos por el éxito de sus carreras

Daniela Vega y Eugenio Derbez, símbolos actuales del cine iberoamericano | La Crónica de Hoy
Derbez explicó que en el contexto actual de tensión política, el cine, así como el resto de las artes, son importantes para generar unidad.

“He venido a mostrar mis colores y a mezclarlos con los colores de ustedes”, así comienza el discurso de agradecimiento de la actriz chilena Daniela Vega, protagonista de la cinta chilena Una mujer fantástica, a quien se le entregó el Premio Platino a la trayectoria junto al mexicano Eugenio Derbez, la tarde de ayer en Xcaret, en una ceremonia especial previa a la cuarta entrega de los galardones a lo mejor del cine iberoamericano.

La actriz chilena viene de encabezar, junto a su director Sebastián Lelio y su productor Pablo Larraín, el triunfo histórico de la cinta como Mejor Película de Habla no Inglesa en la más reciente entrega de los Premios Oscar, en donde además se convirtió en la primera Mujer transgénero en entregar un galardón en la ceremonia de premiación.

“Me di cuenta que hay muchos colores que se pueden crear. Que así como el guacamayo vuela, así como el pececito en el agua nada con sus colores, nosotros podemos convertirnos en muchos colores más”, expresó la actriz de manera alusiva a la trama del filme que protagoniza.

Daniela Vega es la figura que carga con esta historia que cuestiona al mundo, a partir de la libertad de identidad, sobre los patrones morales que están impuestos en la sociedad. Da vida a Marina, quien es camarera, cantante amateur y que tiene una relación con Orlando (Francisco Reyes), veinte años mayor y un hombre divorciado. Tras una noche de fiesta, Marina lo lleva a urgencias, pero él muere al llegar al hospital. Ella debe entonces enfrentar las sospechas por su muerte. Su condición de mujer transexual supone para la familia de Orlando una completa aberración. Una película que encuentra su poesía en la resistencia del personaje.

“La película no responde, se plantea preguntas. Creo que el rol del arte es la conexión y entre seres humanos es importante porque crea lazos que luego nos permiten conocimiento; el arte es una herramienta de conocimiento y el cine, particularmente, una forma de entender el movimiento y la emoción puesta en un ojo observador que es la cámara”, comentó la actriz.

“¿Qué cuerpos pueden habitarse? ¿Qué amores son conquistables y cuáles no? ¿Quién dijo que había cuerpos que no se podían habitar y amores que eran inconquistables? ¿Hay límites en la empatía? ¿Podemos fusionar los colores de los seres humanos? Al final me doy cuenta que podemos hacer todo, que podemos llegar a la luna y curar enfermedades, que podemos vivir más años… amarnos más, que podemos mirarnos a los ojos más. Eso para mí es el arte”, agregó.

Por su parte, el actor Eugenio Derbez también recibió un Premio Platino por su carrera, que de unos años a la fecha dio un giro inesperado. El triunfo en Hollywood de su película No se aceptan devoluciones le ha permitido formar parte de producciones estadunidenses con papeles con los que lucha porque a los mexicanos se les deje de encasillar:

“Siempre nos ponen en las películas americanas como criminales, como narcotraficantes o los pandilleros, y en el mejor de los casos como jardineros. Siempre que me llamaban para un papel era lo mismo, es por eso que ahora trato de cambiar eso desde mi trinchera”, comentó el actor en su discurso de agradecimiento.

“Lo hice con el doctor Nurko (de la cinta Milagros en el cielo) que es un mexicano que existe en la vida real; que ha salvado muchas vidas de niños americanos. Es el pediatra gastroenterólogo número uno del mundo y está en un hospital de Boston (EU), pero nació en México y estudió en la UNAM. Esas son las historias que debemos contar”, añadió el actor.

Derbez explicó que en el contexto actual de tensión política, el cine, así como el resto de las artes, son importantes para generar unidad: “En este tiempo en el que hay tanta división y tanto odio en el mundo, en donde en vez de unirnos están levantando muros, creo que es importante tirarlos con amor, arte e ingenio”, enfatizó.

“Por eso comencé a hacer mis propias historias en Estados Unidos. No es que me encante producir, honestamente me gusta más la parte creativa, pero al producir tengo un poco más de poder, por ejemplo, en esta película nueva que lanzaré, que es Hombre al agua, decidimos cambiar el género del personaje porque estoy cansado de ver cómo el latino en Hollywood siempre está etiquetado”, destacó.

Finalmente, antes de concluir la ceremonia previa a los Premios Platino, que se realizarán este domingo en Xcaret, la actriz chilena Daniela Vega lanzó tres preguntas para reflexionar sobre la forma en que se tiene el concepto de unión en Iberoamérica: “¿Dónde están los límites de nuestra empatía? ¿Podemos o no ampliar los límites del conocimiento? ¿Seremos capaces de amar y encontrar flores debajo de la nieve?”, soltó las preguntas al aire para después despedirse entre aplausos.

 

Imprimir