Mundo

Falleció Alfie Evans, bebé británico que estuvo en medio de batalla legal

Thomas, padre de Alfie Evans, no quería separarse de su bebé.

Alfie Evans, el bebé británico de 23 meses con una enfermedad terminal que atrajo la atención internacional debido a una serie de casos judiciales relacionados con la retirada o no del mecanismo que lo mantenía con vida, murió ayer, informaron sus familiares.

Thomas Evans, padre de Alfie, escribió en Facebook: “Mi gladiador dejó su escudo y ganó sus alas a las 02:30 horas locales”.

Alfie sufría de una enfermedad neurodegenerativa que devastó su cerebro, ya no veía ni escuchaba, ni tenía los sentidos del tacto y el gusto, lo tenía hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos neonatales en Liverpool desde diciembre de 2016.

El hospital decidió en diciembre de 2017 que no había posibilidad de recuperación y decidió retirar las maquinas que lo mantenían con vida.

A pesar de las objeciones de sus padres, Thomas y Kate, los médicos del Alder Hey Children’s Hospital quitaron a Alfie del soporte vital el lunes pasado. El bebé siguió respirando por sí mismo.

Los padres lucharon por trasladar al bebé  a Italia, donde recibiría tratamiento, pero la justicia británica les negó la posibilidad.

Imprimir