Bienestar

La donación de órganos es uno de los actos de amor más grandes que puede existir

Es necesario sentar las bases éticas, legales, de infraestructura y presupuestales que fortalezca los mecanismos de transparencia en el proceso de procuración de órganos

Donar órganos permite vivir a otros

Asociación ALE nació en 2004 a partir de un momento muy doloroso, la muerte de Alejandro. Fue difícil reponernos ante ello, pero la donación de órganos nos dio la oportunidad de aminorar ese dolor a través de la alegría de seis pequeños como Ale y sus familias, que hoy seguramente están viviendo una vida plena. Además, nos confió una misión que hoy nos ha permitido ayudar a otros.

Durante estos trece años, Asociación ALE ha realizado esfuerzos para sensibilizar y señalar puntualmente la importancia, pero sobre todo la necesidad, de contar con políticas públicas claras sobre donación de órganos, así como aquellas que favorezcan incrementar el número de trasplantes en beneficio de los más de 21 mil 844 personas en lista de espera y que hoy necesitan un trasplante.

Aunque el número de trasplantes que se realizan en el país ha aumentado considerablemente, esto no es suficiente para cubrir la alta necesidad de un órgano; seguimos teniendo una de las tasas de donación más bajas en el mundo, tan sólo de 4.5 PMH en 2017, en comparación con otros países.  

Las personas que necesitan un trasplante cada día son más, particularmente importante es el caso de quienes requieren un trasplante de riñón debido al aumento en la prevalencia de la diabetes y la obesidad, dos de los factores de riesgo de la insuficiencia renal crónica, principal causa de las más de 14 mil personas que hoy están en lista de espera para recibir un riñón.

A más de un año de que la Secretaría de Salud emitiera la declaratoria de emergencia epidemiológica por diabetes y obesidad, no existen acciones claras para combatir dos de las principales enfermedades crónicas que están poniendo a prueba los servicios de salud en México.

Respecto a la iniciativa que se discute en el Congreso de la Unión, queremos manifestar lo siguiente:

  • Estamos convencidos que la donación es uno de los actos de amor más grandes que puede existir, por ello el carácter de voluntario es innegable, así como el respetar la decisión individual de ser o no donador tomado en cuenta todos los aspectos morales y religiosos, éticos, legales que están involucrados.
  • Es necesario sentar las bases éticas, legales, de infraestructura y presupuestales que fortalezca los mecanismos de transparencia en el proceso de procuración de órganos desde el diagnóstico de muerte cerebral hasta la cirugía de trasplante que brinden confianza en la sociedad mexicana.
  • Incrementar las campañas de sensibilización sobre el valor de la donación de órganos
  • Es indispensable definir los mecanismos para que las personas que no deseen ser donadores puedan manifestarlo oportunamente y su decisión sea respetada y tomada en cuenta en todo momento.

 

Se debe considerar en la discusión de esta iniciativa la Enfermedad Renal Crónica (ERC) como responsable importante del incremento en el número de trasplantes que se necesitan en México. La ERC afecta a más de 12 millones de personas y de acuerdo con los expertos se incrementará en el mediano plazo.

La evidencia médica ha demostrado que el trasplante es la mejor forma de terapia sustitutiva renal y la que puede contribuir a brindar una mejor calidad de vida al paciente, por lo que enfatizamos en la urgencia de contar con una Política Nacional de Salud Renal que permita dimensionar el problema y establecer una estrategia articulada que incluya el trasplante.

Lamentamos que lejos de debatir y buscar consensos entre todos los actores que intervienen en el proceso de la donación y trasplante de órganos para hacerlo más expedito, se estén difundiendo noticias y declaraciones que lo único que hacen es desalentar la donación y generar confusión en la sociedad respecto a la transparencia y legitimidad de este proceso.

Algunas noticias señalan que “se violentará el proceso de donación”, que “se realizará la procuración de órganos sin consulta alguna”, que “no se respetarán los códigos de ética”, que “existen intereses económicos por individuos, grupos o compañías”, y solo generan una animadversión al tema.

En torno a la polémica se presentan los testimonios de actores importantes como el Dr. Rafael Matesanz; fundador y director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) hasta marzo de 2017, quien con toda razón explica que en España no existe la donación presunta sin embargo, no se complementa con la información de que en su país hubo la voluntad política para llevar a cabo una reforma integral que unificó el sistema de donación de órganos y trasplantes, generando la infraestructura para un registro, brindando capacitación a médicos y enfermeras, y más importante se asignó un presupuesto único con incentivos para que esto sucediera. Así mismo, tampoco se destacan los testimonios de países como Argentina y Uruguay, quienes tienen leyes que contemplan la donación presunta y cuentan con un organismo rector único con presupuesto y que sus avances en la materia son ejemplo que debemos replicar.

Estamos en un momento crucial que nos demanda consenso, por lo que convocamos a que sumemos esfuerzos para encontrar la voluntad política que nos permita avanzar y aprovechar el potencial detrás de este gran acto de amor que es la donación de órganos.

Imprimir