Mundo

Iglesia nicaragüense da ultimátum a Ortega: un mes para dialogar

La Conferencia Episcopal duda de que el presidente quiera realmente entablar pláticas y llama a erradicar las “fuerzas satánicas” detrás del asesinato de manifestantes

La líder campesina Francisca Ramírez saluda a monseñor Silvio Báez en una marcha el sábado en Managua.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, mediadora de un diálogo para solucionar la grave crisis que vive el país, quiere su democratización porque no se cree en el presidente Daniel Ortega, y busca erradicar las “fuerzas satánicas” que están detrás de al menos 42 asesinatos en las protestas.

“La Iglesia lo que quiere en el diálogo es el fruto de la democratización en el país”, dijo ayer el vicario pastoral de Familia, Vida e Infancia de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Fonseca, a periodistas.

El vicario afirmó que Ortega “es una persona muy difícil de leer” y que no sabe decir si está realmente a favor del diálogo o no. “Nuestra población ha perdido la confianza en él. Todo lo que pueda decir, dudamos que sea cierto”, anotó el religioso.

El Episcopado nicaragüense anunció este sábado que dará un mes de plazo al gobierno de Ortega para que cumpla los acuerdos alcanzados para un eventual diálogo nacional, que todavía no tiene fecha. Diálogo al que fue invitada la Iglesia como mediadora, y en el que participarían la empresa privada y otros sectores no anunciados.

Los estudiantes universitarios, que lideraron las manifestaciones contra el gobierno y aprobaron unirse a un diálogo con Ortega, están condicionando ese foro a una “investigación inmediata” por la muerte de sus compañeros.

Fonseca hizo estas declaraciones durante una peregrinación convocada por la Iglesia católica, denominada “por amor a Nicaragua”, en la que participaron miles de personas. El religioso aseguró que con esa peregrinación también se busca “erradicar las fuerzas del mal” a través de la oración.

“Lo que está pasando en Nicaragua no sólo son fenómenos sociopolíticos, sino que también hay fuerzas satánicas que están llevando a este país a lo que estamos viendo, a estas masacres, a la violación de los derechos humanos”, indicó.

DOCE DÍAS EN CRISIS. Miles de “nicas” se manifestaron de nuevo ayer, apenas un día después de las marchas convocadas por la Iglesia, unas movilizaciones que marcaron el duodécimo día de protestas contra el gobierno autoritario de Daniel Ortega.

ATAQUES CIBERNÉTICOS. El grupo de hackers Anonymous lanzó también ayer un múltiple ataque contra portales dependientes del gobierno de Nicaragua. El principal portal informativo del gobierno, El 19 Digital, apareció con un mensaje del grupo en el que aseguraba haber “expulsado de internet” diferentes webs del gobierno, adjuntando la etiqueta #OpNicaragua.

Junto con El 19 Digital, fueron atacados el hosting del Canal 6 de televisión, la Asamblea Nacional, el Instituto Nicaragüense de Cultura, el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil, la organización Juventud Presidente, la Procuraduría General de la República y el Registro Público.

SIMULACRO DE COMISIÓN. Por otra parte, el Parlamento del país, de mayoría oficialista, aprobó crear una Comisión de la Verdad para investigar las muertes, en las protestas, a manos de sus propios agentes. Una comisión que la oposición denunció como farsa por la afinidad del parlamento con el gobierno de Ortega.

 

Imprimir