El “halcón” Pompeo se estrena con ultimátum a Irán | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 29 de Abril, 2018

El “halcón” Pompeo se estrena con ultimátum a Irán

El nuevo secretario de Estado de EU advierte a Teherán que tiene hasta el 12 de mayo para corregir el “defectuoso” acuerdo nuclear que firmó con las potencias, o de lo contrario se someterá de nuevo a represalias

El “halcón” Pompeo se estrena con ultimátum a Irán | La Crónica de Hoy
El nuevo jefe de la diplomacia de EU, Mike Pompeo, ayer en Tel Aviv junto al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu.

El nuevo secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ambos considerados “halcones” en su política hacia Irán, coincidieron ayer en una rueda de prensa conjunta en Tel Aviv en que hay que “detener” el poder de Irán en la región de Oriente Medio.

Pompeo expresó en su primera visita al país desde que accedió al cargo su preocupación “por la escalada de la agresión iraní” y “su deseo de imponer su poder en la región”, y agregó: “Estados Unidos están con Israel en esta lucha, y apoyamos su derecho a defenderse”.

En este sentido, el nuevo jefe de la diplomacia estadunidense lanzó desde Israel un ultimátum a las autoridades iraníes: o corrigen en menos dos semanas el acuerdo nuclear firmado con las potencias —incluido Estados Unidos, cuando gobernaba Barack Obama—, o el presidente Donald Trump cumplirá su amenaza de retirarse de ese pacto, con el que se logró paralizar la amenaza de que la república islámica se hiciese con la bomba atómica.

Aviso de los otros firmantes. El mandatario republicano puso como fecha límite el 12 de mayo para tomar una decisión que desagrada a las otras potencias firmantes del histórico acuerdo en 2015: Francia, Gran Bretaña, Rusia, China y Alemania.

La canciller alemana, Angela Merkel, coincidió en sendas conversaciones telefónicas con el presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, en la necesidad de que EU permanezca en el acuerdo nuclear con Irán y en defender sus intereses comerciales frente a Washigton.

 

Imprimir