Nacional

La caravana migrante llegó a la frontera con EU

Alrededor de 500 centroamericanos culminan travesía de un mes con una manifestación, cantan los himnos de sus países y gritan: ¡Sí se puede! Desde suelo estadunidense, activistas los alientan con pancartas. Un primer grupo de 50 cruzó la línea divisoria para pedir asilo

Migrantes de Centroamérica —aproximadamente 500 personas provenientes de El Salvador, Nicaragua, Honduras y Guatemala— llegaron a la frontera sur de Estados Unidos, donde realizaron una manifestación, cantaron sus himnos nacionales y gritaron “¡Sí se puede!”, para pedir asilo a las autoridades del país vecino; sólo 50 de ellos lograron cruzar al puerto fronterizo de El Chaparral, a petición del Instituto Nacional de Migración.

Los migrantes centroamericanos, de los cuales muchos viajan con niños, llegaron desde el jueves pasado a Mexicali, en Baja California, y después se trasladaron a Tijuana donde los albergues están saturados, se estaban quedando en el centro de Tijuana en cinco autobuses escolares.

Los policías abrieron camino a la caravana por las calles de Tijuana en dirección a la Playa, donde simpatizantes de los migrantes se reunieron de los dos lados del muro, alentando a  conseguir el llamado sueño americano.

Pancartas que esperaban a los aproximadamente 500 migrantes en la frontera, contenían mensajes de apoyo, “Bienvenidos refugiados”, dicen las pancartas de los manifestantes del lado de Estados Unidos, que provenían desde Los Ángeles.

La caravana comenzó el pasado 25 de marzo en Tapachula, Chiapas, colindante con Guatemala, desde entonces Donald Trump, presidente del país vecino y miembros de su gabinete han estado siguiendo los pasos de la caravana, a la que califican de amenaza.

La llegada de la caravana a la garita de control de San Ysidro, en San Diego, el cruce fronterizo más transitado del mundo, dio por finalizado una travesía de un mes en la que los migrantes avanzaron a pie, en trenes de carga y en los autobuses.

Los migrantes demostraron que los muros no son barrera, ya que lograron trepar con agilidad hasta poder sentarse en el borde y saludar a sus connacionales que los observan de lado estadounidense, “Alerta, alerta, alerta de migrantes de América Latina”, continúan las voces de los centroamericanos desde Tijuana.

Muchos de ellos dicen que decidieron dejar su tierra natal porque tenían miedo por su seguridad, mientras tanto desde el muro, Niños y adultos cantaban el himno de cada país centroamericano, al par dos cometas se elevaban sobre el muro fronterizo y se leía “Refugees welcome here” (bienvenidos refugiados) y el otro “parques, no muros”; no obstante, desde un parque del lado de Estados Unidos, varias unidades del Buró de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) custodian las actividades.

Abogados estadunidenses de inmigración realizaron talleres gratuitos para el grupo, y les advirtieron que podían llegar a ser separados de sus hijos o que podían ser detenidos durante meses. Los solicitantes de asilo normalmente son detenidos durante tres días en la frontera y luego son entregados al servicio de control de inmigración y aduanas.

Si pasan una nueva evaluación inicial con un funcionario de inmigración, los solicitantes pueden quedar detenidos o salir en libertad en Estados Unidos, pero con monitor de ubicación en el tobillo.

Por la tarde, un grupo de 50 centroamericanos ingresó al puerto fronterizo de El Chaparral, en Tijuana; no obstante se desconoce si las autoridades del Buró de Aduanas y Protección Fronteriza de EU permitirán su ingreso a ese país.

Familiares se despidieron llorando de sus seres queridos, a quienes les desearon suerte en esta etapa; se informó también que algunos migrantes permanecerán en Tijuana, donde buscarán trabajo mientras logran entrar y cumplir el sueño americano.

Los primeros integrantes de la Caravana Migrante cruzaron cerca de las 16:00 horas.

Imprimir