Negocios

Sector automotriz y gobierno mexicano ya elaboran propuesta para TLCAN

FOTO: Archivo

El gobierno mexicano y la industria automotriz ya trabajan en una propuesta "híbrida" que esperan presentar en los próximos días en la mesa de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), anunció el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís Sánchez.

En conferencia de prensa, el representante del sector en México aseveró que la reciente propuesta de Estados Unidos en la materia es inaceptable, por lo que ahora México trabaja en una propuesta de regla de origen para el sector automotriz que asegure que el TLCAN seguirá siendo exitoso.

"Estamos trabajando con el gobierno mexicano para alcanzar una regla de origen que sea asequible, que sea accesible, que sea alcanzable y realizable", y sobre todo que beneficie a los tres países firmantes, aseguró.

En días anteriores, durante los encuentros en Estados Unidos para la renegociación del TLCAN, el gobierno del vecino país presentó propuestas que Solís Sánchez calificó de preocupantes y ante las cuales la industria de México, pero también de Alemania y de países de Asia, se ha inconformado públicamente por ser inaceptables y que sacan del balance al acuerdo trilateral.

El directivo explicó que la reciente propuesta estadounidense es irreal e inalcanzable, dadas las condiciones de la industria automotriz en Estados Unidos, Canadá y México.

Y es que Estados Unidos solicitó un contenido regional de 75 por ciento para los vehículos producidos en la región en un plazo que tiene una transición de cuatro años, para los vehículos ligeros, y de dos años para las camionetas pick ups.

Pone además algunas condiciones en las que las partes esenciales del vehículo, entre las que se encuentran el motor, las transmisiones, el chasis, las suspensiones, entre otras, cumplan con una regla de origen también de 75 por ciento y que ello se dé en cuatro años.

Para las autopartes principales y complementarias piden 70 y 65 por ciento, en ese orden, y hay de nuevo la condición del acero y el aluminio al 70 por ciento y que sea comprado en América del Norte.

Asimismo, solicita un índice salarial promedio que, en el caso de vehículos ligeros, 40 por ciento de ellos sea producido en un país de alto salario de más de 16 dólares por hora, es decir, en Estados Unidos o Canadá, y en el caso de las pick ups 45 por ciento.

Al sumar todas estas propuestas para el sector automotriz, el presidente de AMIA señaló que se convierten en “candados sobre candados”.

Dijo que por ello la industria y el gobierno mexicanos ya trabajan en la propuesta de una nueva regla de origen para presentarla en la siguiente ronda ministerial, que se llevará a cabo en mayo próximo en Washington.

Y aunque las industrias de Estados Unidos y Canadá expresaron su acuerdo con la postura inicial del sector mexicano de mantener la regla de origen actual, ahora el diálogo es entre los industriales y el gobierno mexicanos en donde, dijo, se busca una propuesta asequible y realizable sin que haya una disrupción para el comercio entre los tres países.

Sin dar más detalles al respecto, expuso que México trata de construir alrededor de algunos de los elementos, de los que en algún momento presentó Canadá, más algunos planteados por Estados Unidos, pero de una forma alcanzable. Entonces, dijo, “es un híbrido que toca los intereses de los tres países”.

Luego de que se logró un alto grado de competitividad en la industria automotriz, se busca que la regla de origen en el TLCAN “no sea un inhibidor para que la región de América del Norte siga siendo competitiva. Lo que buscamos es mantener la competitividad”, añadió el directivo.

 

wg3

Imprimir