Mundo

Izquierdistas brasileños se manifestarán el 1 de mayo frente a cárcel donde está Lula

Representantes de los principales sindicatos del país (CUT, Força Sindical, CTB, NSCT, UGT, CSB) desfilarán en la capital del estado de Paraná con motivo del Día del Trabajador, en el que pedirán que Lula da Silva sea excarcelado.

Foto: Archivo

Sindicatos, partidos de izquierda y movimientos sociales de trabajadores sin tierra tienen previsto manifestarse mañana en Curitiba, ciudad al sur del país donde Luiz Inacio Lula da Silva está encarcelado y donde el fin de semana un grupo a favor del expresidente fue atacado a tiros por un desconocido.

Representantes de los principales sindicatos del país (CUT, Força Sindical, CTB, NSCT, UGT, CSB) desfilarán en la capital del estado de Paraná con motivo del Día del Trabajador, en el que pedirán que Lula da Silva sea excarcelado.

“Los principales temas de los sindicatos en el primero de mayo es la revocación de la reforma laboral, contra la reforma del sistema de pensiones, la defensa de los derechos y la libertad del expresidente Lula”, explicó la semana pasada Wagner Gomes, secretario general del sindicato CTB.

Las manifestaciones en Curitiba –sede de la lucha contra la corrupción y origen jurídico-policial de la Operación Lava Jato- se producirán en un clima de tensión, después de los ataques con tiros contra, primero, la caravana política de Lula da Silva y, después, contra manifestantes a su favor.

El expresidente, condenado a 12 años y un mes de cárcel por lavado de dinero y corrupción, está encarcelado desde el 7 de abril en una celda, aislado, en la sede de la policía federal en Curitiba, capital del estado de Paraná, al sur de Brasil.

Desde entonces, cientos de personas montaron en la ciudad un acampamento para pedir su liberación, pues consideran –como el propio Lula da Silva- que la condena es una persecución judicial que tiene el objetivo de evitar que pueda participar en los comicios de octubre para optar a un tercer mandato.

La madrugada del sábado una persona fue herida gravedad por un disparo en el cuello y otra leve después de que personas armadas atacaran durante la madrugada un campamento de manifestantes en Curitiba.

Fuentes del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula da Silva dijeron que más de 20 balas fueron disparadas contra el campamento Marisa Letícia (nombre de la fallecida esposa del expresidente).

No es la primera vez que se produce un ataque armado contra seguidores de Lula da Silva, cuyo proceso judicial divide a Brasil, pero este tipo de violencia es poco común en el gigante sudamericano.

El 27 de marzo un autobús que llevaba a la prensa y que componía la caravana electoral de Lula da Silva en Paraná recibió varios disparos, aunque nadie resultó herido.

ijsm

Imprimir