Mundo

Infierno en rascacielos de Brasil

Un hombre muerto dejó ayer el incendio y posterior derrumbe de un edificio de 24 pisos en el centro de Sao Paulo y que también afectó a un predio vecino, según reportes de los bomberos.
El edificio, exsede de la Policía Federal que fue abandonado, estaba ocupado por unas 50 familias y al menos tres personas podrían estar desaparecidas, de acuerdo con las autoridades. “Hay posibilidad de otras víctimas”, aseguró el coronel del Cuerpo de Bomberos Max Mena, en declaraciones a medios locales.
Las llamas, que comenzaron por causas no aclaradas sobre las 01:30 horas locales, provocó que el fuego se esparciera a los otros pisos y afectó a un edificio aledaño y una iglesia cercana.
Unos 160 bomberos se encuentran en la zona para combatir las llamas del segundo edificio, que fue evacuado y por el momento no corre riesgo de ­derrumbarse. Foto: Cuerpo de Bomberos de Sao Paulo

Imprimir