Mundo

Texas lidera guerra contra “soñadores”: demanda a Trump por mantener DACA

El fiscal republicano Ken Paxton y los de otros seis estados presionan a la Casa Blanca para que violen las órdenes de jueces de mantener el programa de protección a 690 mil jóvenes y no puedan ser deportados

Una coalición de siete estados, liderados por Texas, demandó ayer al gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por haber continuado con el programa DACA, que protege de la deportación a 690 mil jóvenes que llegaron al país siendo niños, conocidos como “soñadores”.

La iniciativa fue liderada por el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, encargado de interponer una demanda en el tribunal del distrito sur de Texas para que esa corte declare ilegal DACA (programa que otorga un permiso de trabajo temporal y que debe ser renovado cada dos años) y prohíba a la Casa Blanca continuar renovando ese programa de alivio migratorio.

“Precedente peligroso”. “Texas ha argumentado durante años que la rama ejecutiva federal no tiene el poder de otorgar unilateralmente un estatus legal y autorización de trabajo a inmigrantes ilegales”, consideró Paxton en un comunicado.

“Dejar DACA intacto establece un precedente peligroso porque le da al poder Ejecutivo la autoridad para ignorar las leyes promulgadas por el Congreso y cambiar las leyes de inmigración de nuestro país para adaptarlas a las preferencias políticas del presidente”, añadió.

En el pasado, el fiscal texano ya interpuso demandas contra el programa DACA, proclamado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama, porque considera que el Ejecutivo no tiene poder para dar forma a las leyes migratorias y esa capacidad le corresponde exclusivamente a la rama Legislativa, el Congreso.

En junio de 2017, Paxton amenazó por primera vez con una demanda a Trump, que pertenece a su propio partido, y aseguró que lo llevaría a los tribunales si no cumplía con su promesa de acabar con DACA.

Finalmente, en septiembre pasado, Trump anunció que DACA debía expirar el 5 de marzo si el Congreso no llegaba a un acuerdo sobre inmigración.

Alivio judicial. No obstante, DACA no llegó a expirar porque dos jueces, uno de Nueva York y otro de California, obligaron al gobierno a mantener vivo el programa, aunque establecieron que sólo podrían renovar su permiso aquellos inmigrantes que ya se hubieran beneficiado anteriormente.

La semana pasada, un juez de Washington D.C. determinó que el Gobierno de Trump debe aceptar nuevas solicitudes de DACA. No obstante, ese magistrado dio al gobierno un plazo de 90 días para justificar por qué puso fin al programa, aunque concluido ese plazo le obligará a aceptar nuevas peticiones.

Los estados con más “soñadores” son California y luego Texas, donde viven más de 100 mil beneficiarios de DACA.

Imprimir