Mundo

Potencias piden verificar si Irán está burlando el pacto nuclear

Israel presenta supuestas evidencias de un programa atómico secreto y EU les da credibilidad total. Rusia pide verificar las pruebas mientras París, Londres y Berlín habrían aceptado enviar investigadores

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, presentó este lunes supuestas pruebas de un programa nuclear secreto de Irán, por lo que acusó al país de incumplir el acuerdo que firmó en 2015 con EU y cinco países europeos.

Retirando las sábanas que cubrían dos estanterías, Netanyahu mostró en una conferencia de prensa lo que aseguró media tonelada de copias de documentos iraníes originales del archivo atómico secreto iraní. Israel robó el supuesto “archivo atómico secreto iraní”, de más de 100 mil archivos y 183 discos compactos, de un almacén en el sur de Teherán, según relató Netanyahu. Este programa secreto tendría como objetivo  “diseñar, producir y probar cinco cabezas nucleares cada una con 10 kilotones para su integración en un misil”, lo que “es como si se ponen cinco bombas de Hiroshima en un misil balístico”, añadió el líder judío.

Netanyahu insistió el lunes en que “Irán miente”, y argumentó que estas supuestas pruebas certifican que el “acuerdo nuclear ofrece a Irán un camino claro hacia el arsenal atómico”.

LA EXCUSA PERFECTA. El presidente estadunidense, Donald Trump, respaldó desde el primer momento la denuncia israelí, lo que demuestra que la acusación de Netanyahu es la excusa perfecta que necesitaba el republicano para justificar la retirada de EU del acuerdo.

Además, el nuevo secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, aseguró ayer que puede “confirmar que los documentos son reales; son auténticos”, y añadió que Irán “ha mentido repetidamente al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y a los seis países con los que negoció”.

COLABORACIÓN EUROPEA. Según afirmó Netanyahu en la presentación del archivo, los mandatarios de países como Alemania, el Reino Unido y Francia, firmantes del acuerdo nuclear junto a EU e Irán, habrían aceptado enviar delegaciones a Israel para investigar la documentación secreta, lo que supondría al menos una victoria parcial para el mandatario judío.

Si bien estos países no confirmaron este extremo, París sí llamó ayer a Irán a una transparencia y “cooperación total”, y pidió analizar “al detalle” la documentación presentada por Israel.

IRÁN AMENAZA. Por otra parte, como era de esperar, la reacción desde Irán no fue demasiado amable. El secretario iraní de Defensa, Amir Hatamí, advirtió ayer martes “al régimen ocupante de Jerusalén”, es decir, Israel, “y a sus partidarios” que “dejen la conspiración y los comportamientos peligrosos porque la respuesta de Irán será sorprendente y les hará arrepentirse”.

El general también señaló que “la propaganda de Netanyahu” tiene el objetivo de “ocultar sus crímenes injustificables contra el oprimido pueblo palestino”.

Además, Hatamí criticó que “el patrón de comportamiento de EU respecto al pacto nuclear es peligroso para el sistema internacional”, y que demuestra Washington respecto a “que no se puede confiar en su promesa”.

RUSIA, ESCÉPTICA. Lejos de la credulidad entusiasta de EU, Rusia llamó también ayer a comprobar la veracidad de los documentos, en palabras del embajador ruso ante las organizaciones internacionales en Viena, Austria, Mijaíl Uliánov. El diplomático ruso, eso sí, recordó que los inspectores de la OIEA “no comunicaron ninguna violación en los más de dos años de vigencia del acuerdo nuclear”.

 

Imprimir