Nacional

La única vía de desarrollo está en la inversión: CCE

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial criticó a quienes prometen alzas de salarios o anuncian cierre de fronteras y se pronunció por continuar el crecimiento económico del país.
Al participar en la ceremonia por el Día Internacional del Trabajo, expuso: “la historia nos ha comprobado que los salarios no se aumentan por decreto, ni los precios pueden congelarse, ni las fronteras cerrarse sin consecuencias negativas”. En la ceremonia encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto en la explanada Francisco I. Madero, consideró que “la única vía del desarrollo está en la inversión que genera empleo y que sostiene y enriquece los mismos empleos”.
Mencionó que México no puede retroceder porque “no podemos construir nuestro futuro viendo por el espejo retrovisor; pongamos manos a la obra para que nuestro país siga cambiando para bien”.
“El futuro no se construye entre una competencia entre buenos y malos, sino unidos y con una visión moderna del país”, sostuvo.
En la ceremonia realizada en la explanada “Francisco I. Madero” de la residencia oficial de Los Pinos, Castañón destacó que en los últimos años, empresarios y trabajadores han construido un nuevo paradigma sobre la base de un modelo tripartita de entendimiento y de responsabilidad compartida, alcanzando una paz laboral que ha permitido la generación de mejores empleos, además de elevar la competitividad y productividad.
En su intervención, Carlos Aceves del Olmo, líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), aseguró que es muy importante que el país siga moviéndose, que sea una potencia, y que todas las mujeres y hombres que están luchando por ascender en la vida económica y social de México tengan la posibilidad de hacerlo.
Dijo que los tiempos casi se han pasado para aprobar las reformas a las leyes secundarias de la reforma laboral, aunque acotó: “no todos los tiempos, inmediatamente de que termine este sexenio viene otro. (Cecilia Téllez Cortés)

Y estoy seguro que como será priista, volveremos a tomar en nuestras manos la aprobación de esas leyes que están pendientes”.
En torno a ésta legislación secundaria, el secretario del Trabajo, Roberto Campa, admitió que el proceso legislativo ya está fuera de tiempo y no ha concluido, porque todavía no se tienen los consensos mínimos necesarios para un asunto de esa envergadura.
Dijo que el Senado acordó abrir una etapa de discusión durante mayo y junio, y de darse las condiciones resolverlo en un extraordinario a partir de julio.
Señaló que “los tiempos electorales enrarecieron el ambiente en el legislativo y, como fuimos advertidos por muchos protagonistas de este proceso, algunos aquí presentes, el riesgo era que un mal proceso legislativo en un tema tan sensible como éste enturbiara el ánimo social en plena competencia”.
Ante ello, señaló que la prudencia y la decisión de mantener la armonía laboral coincidieron en el Senado y se seguirá trabajando para conseguir acuerdos y concluir el proceso.

Imprimir