La crisis de credibilidad de “ya saben quien”

Israel Moreno

Hace unos días circuló por las redes sociales un video en el que se observa a Paco Ignacio Taibo II, hablar con un grupo de personas a quienes les advertía sobre la posible expropiación de empresas si es que llega López Obrador a ganar la Presidencia de la República.

Dicho mensaje prendió los focos rojos en todo el país, principalmente en el sector empresarial pero también en el laboral, toda vez que sin la maquinaria de las empresas la nación no puede avanzar, y correríamos el riesgo de caer en un estancamiento económico y social, lo que nos detonaría una ingobernabilidad hasta ahora, inimaginable.

Lo peor de todo es que si bien el escritor identificado con la coalición Juntos Haremos Historia explica un hipotético escenario, los allegados a López Obrador han emprendido una campaña de negación para desmentir lo que dijo el secretario de Arte y Cultura de Morena lo que demuestra un total descontrol al interior de ese partido pues quedó claro que de llegar a ganar no sólo se expropiarán las empresas sino que cada quien hará lo que quiera o dicho de otra manera, se servirán con la cuchara grande.

Para especialistas, el comentario de Taibo también generó una crisis de credibilidad en Morena pues al tratar de objetar dicho escenario planteado por el escritor, los colaboradores de Obrador, quienes por cierto ya se repartieron el gabinete, caen en contradicciones con la retórica de su dirigente nacional y eso, es delicado por tratarse de un partido que aspira a dirigir el rumbo de toda una nación.

Pero eso no es todo, pues la crisis de credibilidad que están padeciendo en estos momentos también lo originó desde otro tema por el propio Obrador al decir durante el primer debate, que durante su gobierno en la Ciudad de México disminuyó la inseguridad, algo que como hemos informado por este medio, nunca sucedió, ya que de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) los homicidios aumentaron a más del doble durante su último año como jefe de Gobierno.

Por si lo anterior no fuera suficiente, recordemos que en materia de seguridad López Obrador está dispuesto a desafiar a la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos al proponer la amnistía, concepto que de acuerdo con el Artículo 73, fracción XXII de nuestro máximo texto, sólo le corresponde al Congreso de la Unión dejando al mismo Presidente de la República sin esa facultad por lo que quizá el tabasqueño se refiera al indulto previsto en el Artículo 89 de la Carta Magna a favor de reos ya sentenciados y en ese caso sí sería riesgoso, pues se habla de personas cuya culpabilidad de cometer algún delito fue demostrada.

Por ello, es entendible el descontento de mucha gente con los partidos políticos ya que la relación con los ciudadanos ha ido cambiando pues pareciera que algunos como Morena, pretenden afectar a la población en vez de beneficiarla, ya que pensar en liberar a delincuentes es algo que no podría traernos nada bueno y eso, le duela a quien le duela, sí es un peligro para México.

Incluso, ante más de 25 mil personas que se dieron cita ayer en el Velódromo Olímpico, Ricardo Anaya Cortés, candidato a la Presidencia de la República quien acompañó al candidato a la alcaldía de Venustiano Carranza, Julio César Moreno, reafirmó que los jóvenes están tomando el país ante la carencia de ideas a las que llamó “retrógradas como las que propone López Obrador” y eso, como dijo durante el primer debate, hace que el joven aspirante de Por México al Frente, sea un peligro, pero para el aspirante de Morena a la Presidencia Andrés Manuel, quien se ha estancado política y socialmente en décadas anteriores.

 

Twitter: @israelmorenori

 

Imprimir

Comentarios