Espectáculos

Exproductora de Netflix acusa a Weinstein de violación

Alexandra Canosa, conocida por su trabajo en la serie de Marco Polo, denunció que fue violada durante cinco años

Alexandra Canosa, exproductora de la serie Marco Polo, de la plataforma de distribución Netflix, acusó al poderoso productor de cine Harvey Weinstein de haberla violado en numerosas ocasiones durante un período de cinco años.

En documentos ingresados este lunes en la Corte Suprema de Manhattan, en torno a una escueta demanda presentada hace cuatro meses, Canosa indicó que Weinstein la violó por lo menos en nueve ocasiones a partir de 2010.

“Harvey Weinstein creó un entorno en el que no había otra opción que cumplir sus órdenes o sufrir consecuencias nefastas, tanto físicas como de la carrera del demandante”, escribieron los abogados de Canosa.

Canosa señaló además que Weinstein abusó verbalmente de ella y que la amenazó para que guardara silencio sobre los incidentes, si es que pretendía mantener su carrera en el cine. Los ataques se produjeron en hoteles de Nueva York y Los Ángeles, así como en Malasia y Budapest, Hungría.

Los documentos revelan que Weinstein en numerosas ocasiones pidió reunirse con Canosa para hablar de negocios en sitios donde no hubiera personas presentes, y que entonces exigía los contactos sexuales y la amenazaba si ella no accedía a sus exigencias.

Inicialmente, Canosa presentó una demanda en diciembre. Weinstein ha negado sistemáticamente cualquier acusación de sexo no consensual. En un comunicado, Phyllis Kupferstein, la abogada de Weinstein, dijo que su relación fue consensuada.

La demanda también nombra a Weinstein Co. y numerosos miembros de la junta como acusados, al alegar que no pudieron evitar las acciones de Weinstein. Las acusaciones de Canosa son similares a las presentadas por más de 80 mujeres, cuyos testimonios lograron descarrilar la carrera de Weinstein.

Por otro lado, la actriz estadunidense Ashley Judd, que a finales del año pasado fue de las primeras mujeres en alzar su voz contra el acoso sexual dentro del movimiento #MeeToo, desveló ayer que ha denunciado al productor Harvey Weinstein, a quien acusa de haberle arruinado su carrera.

“Perdí oportunidades profesionales. Perdí dinero. Perdí estatus y prestigio y  poder sobre mi carrera como resultado directo de haber sido acosada sexualmente y de haber rechazado ese acoso sexual”, declaró Judd en una entrevista en el programa Good Morning America, del canal de televisión ABC.

Según relató en su momento la actriz, que en los años noventa llegó a ser uno de los rostros más reconocibles de Hollywood, el productor intentó sobrepasarse durante un encuentro de negocios que tuvo lugar en un hotel de Beverly Hills (California), en 1997.

Ante la negativa de Judd, Weinstein comenzó entonces, según ella, una campaña de difamación en la industria cinematográfica para impedir que tuviera acceso a papeles importantes.

“Mis oportunidades profesionales, después de haber sido difamada por Harvey Weinstein se redujeron significativamente... Mi carrera se vio perjudicada porque rechacé las insinuaciones sexuales del señor Weinstein. Sé que esto es un hecho”, insistió la actriz, de 50 años.

Imprimir