¿Me estás oyendo, (voto) inútil?

Juan Manuel Asai

De un tiempo a la fecha todo mundo habla del voto útil. ¿Es momento de instrumentarlo? Tengo mis dudas. Sería precipitado tomar decisiones antes del segundo debate. Si alguna lección dejó el primer debate es que AMLO tiene puntos vulnerables. Puede desbarrancar. Lo suyo no es el contraste de ideas, sino las arengas políticas. En la plaza pública es fuerte, pero en un estudio de televisión con sus rivales a medio metro la verdad es que no espanta a nadie. Al contrario da la impresión de fragilidad. Ver cómo queda la correlación fuerzas después del segundo debate y entonces sí tomar acciones.

En cualquier escenario se trata de una operación política difícil de instrumentar. No es algo automático, ni nada por el estilo. Priistas y panistas están demasiado confrontados. En estos días, apuesto que unos y otros preferirían votar por AMLO. Lo primero sería atemperar los ánimos y no veo quién pueda hacer el milagro. Se han dicho hasta de lo que se van morir. Anaya, en uno de sus arrebatos de joven colérico tan suyos, dijo que podría meter a la cárcel a Peña Nieto.. Se pasó de la raya. Complicó cualquier decisión. Mostró inmadurez. Ahora tanto el mandatario como el candidato panista están en una situación muy complicada para intentar un acercamiento.

Los priistas que simpatizan con Meade han atestiguado cómo Anaya emergió casi de la nada. Traicionó a quienes lo ayudaron, se agandalló la candidatura presidencial dentro del PAN. Pasó la aplanadora sobre Margarita Zavala. Además de que es probable que pertenezca a una red internacional de lavadores de dinero. Por si fuera poco, le ha tirado con todo a los del tricolor. ¿Van a votar por él para contener a AMLO? En una de esas están más acerca de votar por AMLO para contener a Anaya que, como se dice, conoce mejor Atlanta que cualquier ciudad mexicana, excepto Querétaro.

Hablo de la gente de la base. Se dice que los empresarios, están presionando para que arranque de inmediato el operativo. La verdad es que se confiaron, no defendieron bien ante la opinión pública, metiéndole dinero, a las reformas estructurales. Y ahora cuando el Peje está cerca del triunfo y tiene como bandera acabar con las reformas están al borde de un ataque de nervios.

El candidato natural para un operativo de voto útil que implique a PRI y PAN es José Antonio Meade, que fue dos veces secretario de Estado en la administración panista, de Felipe Calderón. El problema sería qué hacer con los perredistas. Claro que los Chuchos le entran a todo sin hacer muecas si hay beneficios de por medio, pero en este caso correrían el riesgo de desfondarse y que sobreviniera una renuncia en masa de perredistas para irse a Morena. López Obrador es la bestia negra de los Chuchos, con tal de impedir que el tabasqueño gane son capaces de hacer una cita con Lucifer.

Acaso lo más sano es dejar que las campañas sigan su curso sin meter mano negra y que el resultado refleje la voluntad ciudadana. Quedan dos meses. Es poco, pero dos meses antes de la elección presidencial de Estados Unidos nadie apostaba un dólar por triunfo de Donald Trump, que es un patán indiscutible pero que tiene un mérito que nuestros candidatos, sobre todo Meade y Anaya no tienen, supo leer el disgusto del americano promedio y diseñar su campaña alrededor de esa realidad.

¿Qué le duele a la gente en México y qué proponen para que ese dolor amaine? No es mucho pedir.

 


jasaicamacho@yahoo.com
@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios