Niñas y niños - René Arce | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 01 de Mayo, 2018
Niñas y niños | La Crónica de Hoy

Niñas y niños

René Arce

Cuando escribo este artículo (30 de abril), miles de Centros Escolares le celebran su día a millones de niñas y niños.

En 1954 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, recomendó que se instituyera en todos los países miembros, un día universal del Niño, sugiriendo a los gobiernos que celebraran este día en la fecha que consideraran conveniente.

Los antecedentes de esta recomendación, fueron las terribles consecuencias que tuvo para la infancia la Primera Guerra Mundial; organizaciones como Save-the-children y el Comité Internacional de la Cruz Roja, impulsaron la adopción de la Primera Declaración de los Derechos de los Niños,  aprobada por la Liga de las Naciones en su Declaración de Ginebra, el 26 de septiembre de 1924. Al año siguiente, durante la Conferencia Mundial sobre el Bienestar de los Niños llevada a cabo también en Ginebra, se declaró por primera vez el Día Internacional del Niño, señalando para tal efecto el 1º. de Junio.

En México existe Acta Notarial que indica que el día del Niño fue instaurado el 8 de mayo de 1916 en Tantoyuca, Veracruz. Fue hasta el 30 de abril de 1924, tras firmar nuestro país la Declaración de Ginebra, que el Presidente Álvaro Obregón estableció como fecha oficial el día de la firma.

Durante décadas, la ONU ha venido trabajando para que los derechos de niñas y niños sean reconocidos en las leyes de los países integrantes, que se aprueben en legislaciones especiales estos derechos; por ello, en la Convención de 1989 verificaron que la lucha contra la pobreza era prioridad, ya que ello implicaba la explotación de los menores facilitando el maltrato. En uno de los 54 artículos aprobados, se señala que hay que evitar la muerte de niñas y niños que no pueden acceder a los servicios básicos necesarios, que son la causa de los fallecimientos.

La UNICEF es la organización internacional que más ha difundido estos derechos, a través de múltiples actividades ha impulsado la construcción de escuelas, elaboración de vacunas y mejoramiento de instalaciones hospitalarias en los países más pobres.

Save-the-children también ha contribuido a defender a la infancia ante abusos como la explotación del trabajo infantil, la explotación sexual, la extrema pobreza y las enfermedades.

Los diversos gobiernos de México, tanto priistas como panistas, han suscrito los diversos acuerdos sobre la niñez. El Congreso Federal aprobó la Ley sobre los Derechos de las Niñas y los Niños. Siempre, en los discursos de gobernantes y candidatos se dice que ellos son prioridad, por ser el presente y futuro del país.

La realidad desmiente la demagogia. Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL): cinco de cada diez niños se encuentran en pobreza, si son indígenas su situación es aún más precaria, 52.3 % de menores de once años viven en carencia económica (9.7 % se encuentran en pobreza extrema y 42.6 en pobreza), 20.7 % de adolescentes y niños viven en hogares que experimentan alguna precariedad.

En 2016, la taza de muertes por diarrea, ¡sí, por diarrea! fue de 7.1 por cada 100 mil menores de 5 años; dos millones de niños y adolescentes entre 15 y 17 años trabajan para ayudar a la economía familiar. Ése es el panorama que enfrenta el país con sus niños del presente y de su futuro.

La concentración excesiva de la riqueza nacional en unas cuantas familias, que no ha sido tan sólo producto de un esfuerzo empresarial, sino de la gran corrupción entre gobierno y empresarios; por otra parte el mal uso de los recursos públicos en el desarrollo social que muchas de las veces sólo sirve para la maquinaria electoral corporativa de los gobiernos en los diferentes órdenes, así como las grandes fortunas de funcionarios como se ejemplifica en la “estafa maestra”, en la Sedesol y otras secretarías, ha ocasionado que millones de niñas y niños en México no tengan un desarrollo sano físico y mental para enfrentar la vida con la felicidad que merecen.

Ojalá esto pueda empezar a cambiar con un gobierno diferente que surja de las actuales elecciones del 2018. Mientras tanto felicidades a las niñas y los niños.

Imprimir

Comentarios