Mundo

Tropas de EU permanecerán en la península reitera Corea del Sur

Foto: EFE/Archivo

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, rechazó hoy que el tratado de paz que se busca concretar con el Norte para poner fin a la guerra entre las dos naciones esté condicionada con la retirada de las tropas estadunidenses de la península coreana.

"Las fuerzas estadunidenses estacionadas en Corea son un asunto de la alianza Corea del Sur y Estados Unidos. No tiene nada que ver con la firma de un tratado de paz", señaló el presidente, tras el acuerdo en principio con el líder norcoreano Kim Jong-un para alcanzar la paz definitiva entre ambas naciones.

Ambas naciones siguen técnicamente en guerra, ya que el conflicto de tres años que finalizó en 1953 terminó en un armisticio y no en un tratado de paz.

No obstante, un acuerdo de paz entre las dos Coreas tiene varias implicaciones para la seguridad de la región, incluido lo que sucedería con unos 28 mil soldados estadunidenses estacionados en Corea del Sur.

El comentario de Moon se produjo después de que el asesor especial de seguridad, Moon Chung-in, insinuase la posibilidad de la retirada de tropas estadunidenses, establecidas tras el fin de la guerra.

El asesor especial del presidente, señaló en un artículo en la revista estadunidense Foreign Affairs: "¿Qué pasará con las fuerzas estadunidenses en Corea del Sur si se firma un tratado de paz? Será difícil justificar su presencia después de su aprobación".

Pyongyang ha presionado durante mucho tiempo a Estados Unidos por un tratado de paz como una forma de garantizar la supervivencia de su régimen, lo que también implica una demanda para la retirada de las tropas estadunidenses del Sur.

Pero Kim no planteó el tema cuando se reunió con Moon en la aldea fronteriza de Panmunjeom el viernes pasado en las primeras conversaciones intercoreanas en más de una década, señaló la agencia de noticias Yonhap, citando a funcionarios de la oficina presidencial.

Según la oficina, Kim le dijo a Moon que no hay ninguna razón para que el Norte posea armas nucleares si su país puede construir una relación de confianza con Estados Unidos, junto con garantías de no agresión y la promesa de finalizar formalmente la guerra.

En una declaración conjunta firmada por Moon y Kim después de la cumbre, los dos países acordaron buscar la "desnuclearización completa" de la península coreana y esforzarse por declarar el final formal a la guerra.

La búsqueda de un tratado de paz no puede ser abordada solo por las dos Coreas, ya que el armisticio fue firmado por el comando de las Naciones Unidas liderado por Estados Unidos, las fuerzas chinas y Corea del Norte.

La permanencia de las tropas estadunidenses en Corea del Sur podría ser objeto de discusión entre Washington y Pyonyang si se lograra un acuerdo de paz, admitió el jefe del Pentágono, James Mattis.

“Es uno de los temas que discutiremos en las negociaciones con nuestros aliados, en primer término, y con Corea del Norte, por supuesto”, declaró Mattis

A principios de junio o antes, el dirigente norcoreano se reunirá con el presidente Donald Trump, para abordar los asuntos de la desnuclearización de la península de Corea y la normalización de las relaciones.

Mattis, junto al ministro de Defensa de Corea del Sur, Song Young-moo, expresó su compromiso con una solución diplomática del conflicto en la península para conseguir la desnuclearización completa y pacífica del Norte.

ijsm

Imprimir