Estados

Impulsan conservación de siete especies de murciélagos en Morelos

Los murciélagos son un componente importante de los ecosistemas ya que ayudan a la actividad agropecuaria debido a que son polinizadores y control de plagas, por lo que requieren de protección especial.

El gobierno de Morelos y expertos impulsan la conservación de la Cueva del Salitre, ubicada en el municipio de Tlaltizapán, un refugio de la vida silvestre de Morelos, en la cual habitan siete especies diferentes de murciélagos.

Ese sitio, destinado voluntariamente por su dueño, Don José Varela, para su conservación, está compuesto de dos cámaras de 70 y 160 metros de longitud y alturas que van entre 1.5 y 12 metros.

Desde hace tres años biólogos de la Comisión Estatal de Biodiversidad y de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos han trabajado en un esquema de conservación de este espacio, que además representa un refugio para la maternidad de una de las siete especies.

Como resultado de esta sinergia entre la ciudadanía y expertos, la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS) logró establecer en la normatividad ambiental del estado una nueva figura de conservación denominada “refugios de vida silvestre”, cuyo objetivo es proteger especies de distribución restringida o fenómenos biológicos importantes.

Mediante decreto, la Cueva del Salitre es el primer ejemplo de refugio y cuyo modelo se estará replicando para la conservación de especies endémicas de Morelos como la carpita morelense, el cangrejito barranqueño, zacatuche, entre otros.

Los murciélagos son un componente importante de los ecosistemas ya que ayudan a la actividad agropecuaria debido a que son polinizadores y control de plagas, por lo que requieren de protección especial.

ijsm

Imprimir