Mundo

El día en que empezó a ser derrotada la banda terrorista

El 12 de julio de 1997, Miguel Ángel Blanco fue obligado por los etarras que lo secuestraron días antes a ponerse de rodilla en un bosque y allí mismo lo mataron de dos balazos en la cabeza.

Así firmó ETA su sentencia de muerte. Un día después, el 13 de julio de 1997, España vivió las manifestaciones más masivas de su historia, horrorizada por la ejecución (casi televisada) del joven vasco, cuyo único crimen era militar en el PP, el partido del gobierno que se negaba a ceder al chantaje terrorista.

Casi veinte años después de esa rebelión ciudadana contra el terrorismo, ETA anunció su fin definitivo, no porque lograra sus objetivos (que no logró) o se arrepintiera sinceramente de sus crímenes, sino porque fue derrotada por el Estado y por la sociedad.

 

 

Imprimir