Señalización en Metro redujo 20% el tiempo de trayecto por estación | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 02 de Mayo, 2018

Señalización en Metro redujo 20% el tiempo de trayecto por estación

Investigadores de la UNAM explicaron que el proyecto MetRevolución permite que la frecuencia del paso de los trenes sea más constante

Señalización en Metro redujo 20% el tiempo de trayecto por estación | La Crónica de Hoy
El proyecto se ha implementado en 15 estaciones del Metro y se espera que sea ampliado a más en la próxima administración. 

En un video alojado en YouTube se observa una saturación de personas en la estación Zapata de la Línea 12 del Metro, por un retraso en la circulación de trenes. En un ambiente que podría parecer caótico, las personas que aguardan el próximo tren permanecen en cierto orden a lo largo de filas que se prolongan hasta las escalinatas de la estación. Otro video de otra estación del Metro, o una experiencia en el Metro Pantitlán en hora pico, vaticinaría un inevitable enfrentamiento a la llegada del tan esperado próximo tren; no obstante, las personas mantienen la fila y aquellas que descienden pasan entre éstas sin empujones, sin golpes, sin violencia, sin amargura. 

Los usuarios en esa estación siguieron una estructura debido un tipo de señalización que se ha vuelto común en las estaciones de transición más importantes del Sistema de Transporte Colectivo Metro, cuyo diseño fue integrado por investigadores del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS), así como del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) y del posgrado de Ciencia e Ingeniería de la Computación de la UNAM. La primera prueba piloto se implementó en 2015 en la estación Balderas de la Línea 3. 

Desde entonces, el sistema de señalizaciones en el suelo de los andenes del proyecto MetRevolución se ha implementado en 15 estaciones más, donde los investigadores de la UNAM han analizado el impacto de éstas a través de videograbaciones de las estaciones. Los resultados refieren que las señalizaciones disminuyeron, por estación, el tiempo de trayecto alrededor del 20 por ciento. 

La cifra está divida en dos mediciones, en la reducción del tiempo en el ascenso y descenso de pasajeros en los trenes (alrededor del 10 por ciento) y en el de cierre de puertas (hasta un 25 por ciento), que en total suman cuatro segundos por tren en cada estación, explicaron los investigadores en conferencia. Estos tiempos coinciden con las estimaciones hechas en 2014 por los investigadores a través de simulaciones computacionales.

“Por cada tren que llega a una estación en hora pico (de 00:60 am a 10:00 am) se ahorran cuatro segundos”, explicó Gustavo Carreón, académico del IIE. “En este periodo de tiempo pasan alrededor de 100 trenes, por lo que si multiplicamos esos cuatro segundos resultarán 400, que equivale a 6.6 minutos; a su vez, esto representa que pasen tres trenes más, recordemos que cada uno puede transportar a cinco mil pasajeros”. 

El universitario refirió que el proyecto resultó exitoso puesto que, de forma general, permite que la frecuencia de paso de los trenes sea más constante, el tiempo de estacionamiento en las estaciones es menor y además se ha fomentado la cultura de la movilidad entre las personas —son muy pocos los que no siguen las indicaciones e incluso han formado filas donde no hay señalizaciones—. Por otra parte, aunque sin datos específicos, el personal del Metro ha referido a los investigadores que el orden mediante las señalizaciones ha disminuido la cantidad de carteristas y acosos a mujeres.

En el caso de las filas, se puede observar cómo se van despachando incluso en situaciones de saturación como en el caso citado del Metro Zapata, dice Carreón. En las filas comunes se pueden formar hasta nueve pasajeros de cada lado de la puerta. Por otra parte, señalaron los especialistas, en el modelo original y de simulación computacional, estimaban que las personas se aglomerarían a los lados de las puertas, mas no generarían filas, lo cual eficientó aún más la entrada y salida de pasajeros. 

VIDA ARTIFICIAL. El proyecto de señalización sería el primero de varios pasos más para mejorar la movilidad en el Metro, señala Carlos Gershenson, investigador del IIMAS que encabeza la investigación en el instituto junto con Luis Pineda. Esto debido a que los especialistas tienen otras soluciones que serían efectivas y si bien parecen sencillas, tienen detrás conceptos complejos en ciencia, uno de ellos llamado “vida artificial”. 

Gershenson ha realizado un estudio para mejorar la eficiencia en la movilidad a través de la regulación en los intervalos entre trenes, un proyecto inspirado en la comunicación de las hormigas. Simulaciones computacionales refieren que el tiempo de los viajes se reduciría en un 20 por ciento más. 

“La simulación de multitudes (en el caso de las señalizaciones) es muy similar a la de multiagentes, que son una herramienta común en el estudio de vida artificial. Por otra parte, en el algoritmo de regulación de los trenes, inspirado en la comunicación de las hormigas, se toman en cuenta las propiedades de los sistemas vivos, como una colonia de hormigas adaptativa y resiliente. “Básicamente tratamos de producir un sistema artificial de estas propiedades”. 

La suma de este proyecto mejoraría la eficiencia de todos los traslados del Metro, agrega el investigador, lo cual incrementaría la capacidad del sistema de transporte, algo deseable porque sin necesidad de construir nueva infraestructura sería posible incrementar más la cantidad de pasajeros o reducir tiempos de traslado. 

Imprimir