Cultura

Defender la memoria es un acto de poesía y justicia: Juan Villoro

El escritor y Premio Cónica recibe el grado doctor honoris causa por la UAM ◗ La institución tiene el alto desafío de preservar el conocimiento crítico, añade

La UAM me brindó la mayor certeza intelectual, dijo Juan Villoro en su discurso al ser investido doctor honoris causa.

El periodista y escritor mexicano Juan Villoro (Ciudad de México, 1956) recibió el grado doctor  honoris causa por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), institución que, dijo, le brindó la mayor certeza intelectual, pues fue donde estudió Sociología.

Tras recibir el diploma, Juan Villoro ofreció un discurso en el que habló del pasado, en especial del Movimiento Estudiantil de 1968, del que este año se conmemoran 50 años, sobre todo en el contexto de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y los tres estudiantes de la Universidad de Guadalajara, en un ejercicio vitalicio del recuerdo y la memoria. 

“Etimológicamente, recordar es volver a pasar por el corazón un hecho, desde el punto de vista político, el recuerdo permite juzgar la impunidad. Defender la memoria es un acto de poesía y de justicia. La ‘Casa abierta al tiempo’ (lema de la UAM) tiene el alto desafío de preservar el conocimiento crítico, ante las fugacidades del presente. Una universidad pública debe ser el anticipo para preservar el país”, dijo Juan Villoro, Premio Crónica en Cultura. 

El autor de Conferencia sobre la lluvia, El disparo de Argón y El libro salvaje dijo también que la UAM Iztapalapa es su alma mater, pues a esa institución ingresó en 1976, por lo que indicó, se trataba de una universidad de la que no sólo pudo obtener educación.

“Hoy, en los tiempos de Ayotzinapa y la Casa Blanca, recordamos ese pasado tan lleno de futuro. La UAM surgió en años en que no estaban libres de quebrantos, pero que permitían una conversación. El campus mismo (Iztapalapa, 1976), era una metáfora de la esperanza, la mayoría de las aulas estaban vacías, los planes de estudio se formulaban en tiempo real. En 1986, año del golpe a Excélsior y de la transición española, la UAM me proporcionó la mayor certeza intelectual de mi vida”.

Además de hablar sobre la importancia de la memoria y de reconocer a la Autónoma Metropolitana, el escritor también evocó su faceta como funcionario en la UAM, donde realizó un ciclo de cine alemán, un concierto de Silvio Rodríguez y el Concurso Nacional de Jazz, por mencionar algunas.

“Para entonces, la UAM ya había durado lo suficiente para demostrar que las ilusiones deben tramitarse de la realidad. Hace 50 años los jóvenes tomaron las calles para oponerse al partido que hoy gobierna México, la UAM, fue resultado indirecto de esa osadía”, concluyó Juan Villoro.

El grado honoris causa para Juan Villoro fue aprobado por El Colegio Académico de la UAM, durante su sesión 438, el 28 de febrero, y le fue entregado ayer por la tarde de manos de Eduardo Peñalosa, rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana, institución que cumplirá 45 años el siguiente año.

En el evento que se llevó a cabo en la en el Auditorio Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, de la Rectoría General de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), estuvieron presentes los rectores de las diferentes unidades: Roberto Javier Gutiérrez, (UAM-Azcapotzalco), Rodolfo Suárez (UAM-Cuajimallpa), Rodrigo Díaz (UAM-Iztapalapa), Fernando de León (UAM-Xochimilco); así como Darío Guaycochea, secretario de la Unidad Lerma, y José Antonio de los Reyes, secretario general.

Imprimir