Deportes

Liverpool sobrevive a una épica batalla en Roma

Con una dosis de dramatismo, polémica arbitral y feria de goles, a pesar de perder su primer partido en esta Champions League por 4-2 ante la Roma, Liverpool con global de 7-6 avanzó a la final del torneo más importante del mundo a nivel de clubes, donde enfrentará al Real Madrid el próximo 26 de mayo en Kiev, Ucrania.

La ventaja de 5-2 que se llevaron los Reds del partido de ida fue suficiente para avanzar a la gran final, en la serie donde más goles se han anotado desde que se juega el presente formato de la Champions League, con 13 tantos en los dos partidos, ahora los ingleses buscarán su sexta orejona en la historia, en la quinta final que disputan un club español y uno inglés.

La Roma salió por los tres goles que necesitaba y en los primeros minutos ya había generado ocasiones dentro del área del Liverpool que inició desconcertado en sector defensivo, Florenzi mandó un disparo que apenas salió desviado, mientras el cuadro inglés trataba de salir vía el egipcio Mohamed Salah, quien fue sacudido por la zaga italiana.

Al minuto siete, una contra de los Reds dejó al senagalés Saido Mané en el área, donde fue empujado por atrás, para el primero de varios penales que no sancionó el árbitro esloveno Damir Skomina, pero instantes después el belga Rajda Nainggolan cometió un error que le costó el primer gol en contra a la escuadra de “La Loba”.

Nainggolan trató de ceder al centro, donde el brasileño Roberto Firmino robó el balón y condujo por el centro acompañado de Mané y Salah, el sudamericano cedió para el senegalés que cruzó de zurda para el 1-0 al minuto 9.

En una jugada circunstancial cayó el 1-1 al minuto 14, cuando un servicio a segundo poste fue recentrado por Edin Dzeko, el balón fue despejado por el defensor Dejan Lovren, pero pegó en la cara de James Milner y se fue al fondo.

Al 25’, tras la presión de Liverpool se originó un tiro de esquina, que fue rechazado hacia atrás por el propio Dzeko, lo que aprovechó Georginio Wijnaldum para rematar con la cabeza y poner el 1-2 que ponía cuesta arriba el partido para la Roma, que no obstante se acercó con un tiro al poste de Stephan El Shaarawy, muy activo en el ataque.

Para el segundo tiempo, el cuadro del calcio igualó 2-2 con remate de Dzeko, luego de que el portero Loris Karius rechazó un disparo potente de Shaarawy, luego al 62’ una mano clara del inglés Alexander Arnold tampoco fue sancionada como pena máxima por el silbante, pero la Roma no dejó de presionar.

Al 85’, Nainggolan prendió con la derecha desde fuera del área un balón que tras pegar en el palo, se metíó para el 3-2 que despertaba nuevamente al público en el Estadio Olímpico; ya en tiempo de reposición, finalmente el juez decidió marcar un penal a favor del equipo local, que el mismo Nainggolan se encargó de marcar para el 4-2 final.

Liverpool que cuenta con el tridente más productivo en la historia de Champions con los 29 goles que suman Mané, Firmino y Salah, no gana la Champions desde la edición 2004-05, cuando superó al Milán, tras ir abajo 0-3, logró empatar a tres anotaciones y luego se impuso en la serie de penales, en el juego llamado “El Milagro de Estambul”.

Imprimir