Nacional

Entrega el Infonavit el crédito 10 millones

David Penchyna, director general del Infonavit, el presidente Enrique Peña Nieto y Eenesto Cordero durante la inauguración de la cumbre de financiamiento a la vivienda Infonavit 2018.

Al inaugurar la Cumbre de Financiamiento a la Vivienda 2018 organizado por el Infonavit, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró en su gestión, el Infonavit ha otorgado tres millones de créditos para vivienda, y las proyecciones señalan que al final de este gobierno se habrán entregado 3.5 millones.

Ello significa que uno de cada tres créditos en la historia del Infonavit ha sido otorgado en esta administración, indicó.

En su prolongada intervención, el titular del Infonavit, David Penchyna dijo que el Infonavit comprometió en septiembre de 2017 más de dos mil millones de pesos a través de diez medidas extraordinarias para la atención de acreditados que resultaron afectados por los desastres naturales, y al final se pudieron canalizar más de tres mil millones de pesos.

En la ceremonia, el presidente Peña Nieto entregó el crédito 10 millones del Infonavit a Jorge Eduardo Bonilla, quien es Técnico-Eléctrico Industrial egresado del Conalep.

En su mensaje, el presidente Peña Nieto dijo que empleo, estabilidad económica y confianza son tres condiciones que se han ido consolidando durante muchos años, gracias al esfuerzo de generaciones de mexicanos por construir un mejor país.

“Es cierto, en ocasiones quisiéramos que el camino al desarrollo fuera más rápido, pero como saben todos los que han forjado su patrimonio, la prosperidad sólo se consigue con mucho trabajo, con perseverancia y con permanente dedicación”, refirió.

Recordó que esta institución fue establecida hace 46 años, y “ha sido piedra angular de la creación de patrimonio y la conformación de nuestras ciudades”. Resaltó que el Infonavit se ha convertido en “la principal institución hipotecaria de América Latina, y la cuarta más grande e importante de todo el mundo”.

Destacó que “nuestro país ha logrado evolucionar de una política de vivienda centrada en la producción de casas, a otra que, sin detener el motor del desarrollo de vivienda, tiene como centro de cada acción a las personas y su entorno”.

Imprimir