La Esquina

Una transición democrática ordenada requiere de finanzas sanas, cuentas claras y disposición a dejar fundamentos sólidos en la economía, sin importar de qué signo sea el siguiente gobierno. De eso se trata, también, la institucionalidad. Es precisamente lo que está realizando la Secretaría de Hacienda.

 

Imprimir

Comentarios