Nacional

Convertir la basura en energía, la gran demanda de los ciudadanos

Luego de que se dieran a conocer estudios de la SEMARNAT y CFE sobre la viabilidad de transformar la basura en energía, usuarios en redes sociales han exigido que eso se haga realidad.

La basura en México tiene un gran potencial para ser aprovechada a través de tecnologías no contaminantes. Una de ellas es conocida como termovalorización, mediante la cual la basura es calentada a altas temperaturas para que genere electricidad y la otra es la biodigestión, gracias a la cual se aprovechan los gases que genera la descomposición de la basura orgánica para producir energía eléctrica.

Revisando las cifras más recientes emitidas la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), México genera anualmente 53.1 millones de toneladas de basura, cada tonelada de residuos cuesta 420 pesos por llevarla a un relleno sanitario, por lo que cada día el gobierno de la CDMX gasta 3 millones 612 mil pesos por sacar 8 mil 600 toneladas de residuos sólidos. Además el costo de los problemas ambientales y de salud derivados del inadecuado manejo de residuos fue de 81 mil 577 millones de pesos. 

De acuerdo a datos del mismo estudio, están pagando un algo costo monetario ambiental, social y de salud a los problemas que todos estos residuos generan. 

"Es necesario un cambio para aprovechar las más de 42 millones de toneladas de residuos que generamos y transformarlos en electricidad a través de plantas tratadoras de basura”, según datos del mismo comunicado. 

Así mismo explican que  se podrían generar miles de empleos, y cubrir la demanda eléctrica doméstica de 19 millones 987 mil 793 personas y reducir hasta un 100 por ciento las emisiones de metano generadas en tiraderos a cielo abierto y rellenos sanitarios. 

Es necesario comenzar a ver las ventajas de estas nuevas tecnologías que están siendo utilizadas en varias partes del mundo. Con la construcción de las plantas tratadoras de basura podríamos hacer de este problema una gran fortaleza para el país, ya que se reduciría considerablemente el riesgo de incendios en los rellenos sanitarios, los cuales tienen altos costos económicos, ambientales y hasta políticos. Pero el principal beneficio en la creación de estas plantas sería para los municipios, ya que su crucial tarea, es transformar todas esas toneladas de basura en energía que puede ser usada en el alumbrado público de todas las calles o como energético para mover los diversos sistemas de transporte colectivo, y así por consecuencia el gobierno local disminuiría el costo por pago del servicio.

La construcción de estas fábricas generaría miles de empleos y disminuiría el impacto negativo que la basura tiene en el medio ambiente y salud de los mexicanos. En ese sentido lo que se tendría que hacer es apoyar estas propuestas para que el gobierno comience a dar los primeros pasos en estas tecnologías.

Imprimir