Cultura

Gana Alma Guillermoprieto el Premio Princesa de Asturias

La escritora mexicana recibe el galardón en el área de Comunicación y Humanidades. No se me ha terminado la curiosidad por el mundo, señala la reportera

Alma Guillermoprieto dijo que no tenía en mente ser reportera.

La periodista y escritora mexicana Alma Guillermoprieto, quién fue galardonada ayer con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, ha dedicado su vida a hacer de puente entre la realidad de América Latina y el periodismo anglosajón.

“No se me ha acabado la curiosidad por el mundo”, dijo poco después de conocer la noticia de la concesión del premio para resumir en una frase su actitud varias tras varias décadas de profesión.

A través de sus crónicas y reportajes dio a conocer los conflictos y sucesos más violentos de la historia de Latinoamérica, entre ellos la matanza de unos mil campesinos en 1981 en El Mozote (El Salvador), el terrorismo de Estado en Argentina y el narcotráfico en Colombia y México. Pero también ha difundido la parte más amable de la cultura del continente, sus religiones y su arte.

Guillermoprieto, nombre con el que firma sus trabajos, nunca se propuso ser periodista ni pasar todo una vida recorriendo Latinoamérica, como declara en algunos de sus textos, y fue gracias al aliento que le dieron sus amigos editores que probó suerte como corresponsal de The Guardian, en Nicaragua.

“Yo no iba para reportera. Cuando estaba en Nicaragua reporteando jamás se me ocurrió que eso iba a ser mi vida”, dijo ayer la galardonada, a la vez que señaló que siempre había una historia que contar en otro lugar del continente.

Por eso, desde entonces trabajó para diferentes medios anglosajones, entre los que figuran The Washington Post, The New Yorker, The New York Review of Books y National Geographic.

También es autora de media docena de libros tanto en español como en inglés, como Historia Escrita o Desde el país de nunca jamás, ha dado clases y promueve talleres en universidades prestigiosas de Estados Unidos y Latinoamérica. Entre ellos, en 1995, dio la clase inaugural del curso de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, invitada por Gabriel García Márquez.

Alma Guillermo Prieto se impuso en las últimas votaciones del jurado a otras dos reporteras estadunidenses y con su elección se ha convertido en la tercera mujer que consigue este galardón en sus 38 ediciones , después de la filósofa María Zambrano, en 1981, y la fotógrafa Annie Leibovitz, en 2013.

Entre los 14 miembros del jurado, presidido por el filólogo y exdirector del Instituto Cervantes Víctor García de la Concha, ya había quien, al iniciar ayer las deliberaciones en el Hotel de la Reconquista de Oviedo, había apuntado que había candidatos del mundo de la comunicación muy destacados y que el ganador podría ser alguno de ellos y, probablemente, una mujer.

Nacida en la Ciudad de México en 1949, Alma Guillermoprieto se crió en Nueva York, ciudad a la que se trasladó con su madre y donde se dedicó a la danza.

Fue un rechazo en su carrera de bailarina lo que la impulsó a transferirse a La Habana para convertirse en profesora de baile y fue en la capital cubana donde, en 1978 empezó en el periodismo como colaboradora o freelance.

En algunas de las entrevistas que le han hecho a Guillermoprieto admite su fascinación por la realidad y su determinación por dar visibilidad a esa realidad en un contexto donde el interés por Latinoamérica ha decaído. Asimismo, destaca su pasión por una profesión con la que disfruta cada día.

Imprimir