Deportes

Los franceses se fueron a tiempos extra

El Olympique de Marsella logró un pase apoteósico a la final de la Europa League, por lo cual jugará la quinta en su historia.

La escuadra francesa perdió por 2-1 en su visita al Red Bull Salzburgo, pero se llevó el global por marcador de 3-2 en la vuelta, luego de que en tiempo regular empataron 2-2.

El encuentro comenzó con el ritmo intenso y la agresividad que impuso el Salzburgo, abocado a la remontada del 2-0 encajado en el Estadio del Velódromo.

La segunda mitad empezó con un Marsella más brioso que tuvo una oportunidad en los primeros minutos con una gran combinación entre Payet y Valère Germain, cuyo remate se fue por poco a la derecha del palo de Walke.

Cuando todo indicaba que Marsella estaba mejor asentado en el campo, llegó el golazo de Amadou Haidara al 53’. El extremo de 20 años trazó una vertical casi desde su campo, se fue por potencia y habilidad de cuántos le salieron al paso y remató dentro del área a las redes de Pelé.

Doce minutos después, producto de un mal despeje el balón le cayó a Xaver Schlager, quien remató a puerta. El tiro, que iba hacia fuera, lo tocó el defensa Bouna Sarr y acabó dentro de la portería para el empate 2-2 en el marcador global.

En tiempos extra, Marsella pareció salir mejor, pero la oportunidad más clara la tuvo el Salzburgo con un remate de cabeza de Caleta-Car al que Pelé respondió con un auténtico paradón. Al final, un saque de esquina de Payet lo remató a gol Rolando en el minuto 116. Y se hizo la noche en Salzburgo.

Imprimir