La Esquina

Confiado en lo que dicen las encuestas, Andrés Manuel López Obrador asoma, con cada vez más nitidez, su conocido talante autoritario, sus obsesiones personales y su visión maniquea del país. Su andanada contra los empresarios críticos lo pinta de un trazo. Su cambio en la primera fase de la campaña era cosmético, no de fondo.

 

Imprimir

Comentarios