La “Declaración de Arnaga” celebra el fin de ETA y llama a la “reconciliación” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 04 de Mayo, 2018

La “Declaración de Arnaga” celebra el fin de ETA y llama a la “reconciliación”

La “Declaración de Arnaga” celebra el fin de ETA y llama a la “reconciliación” | La Crónica de Hoy
Cuauhtemoc Cárdenas, al participar en el encuentro internacional sobre el fin de ETA.

La llamada “Declaración de Arnaga”, conclusión del encuentro internacional sobre el fin del grupo separatista vasco ETA, celebrado en Cambo-les-Bains, Francia, aplaudió la desaparición del grupo terrorista y aboga por acometer la “reconciliación” en un País Vasco que, a su juicio, aún precisa de una “solución global justa y duradera”.

Las conclusiones de este encuentro apuntan a “asuntos importantes por resolver” y citan en primer lugar “el de los presos y las personas que se encuentra prófugas”, al tiempo que reclama “más esfuerzos para reconocer y apoyar a todas las víctimas”.

HISTÓRICO. El texto fue leído al final del encuentro por la joven de Gernika Irati Agorria —en representación de la futura generación—, el exdirector general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Michel Camdessus, así como por Jonathan Powell, exasesor del primer ministro británico Tony Blair, y el político mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, en euskera, francés, inglés y castellano, respectivamente.

 “Hoy nos reunimos en el Palacio Arnaga en Cambo-les-Bains para dar la bienvenida a la declaración final de este grupo terrorista. Ayer ETA comunicó su decisión de dejar de existir. Es un momento histórico para toda Europa, ya que marca el fin del último grupo armado del continente”, reza el texto.

HERIDAS. La declaración sostiene que “por encima de todo”, queda por delante “un proceso de reconciliación”, lo que “requiere mucho tiempo”, porque “heridas profundas perduran”.

“Familias y comunidades permanecen divididas. Debe haber más esfuerzos para reconocer y asistir a todas las víctimas. Esto requerirá que todas las partes sean honestas sobre el pasado y hará falta un espíritu de generosidad para curar las heridas y reconstruir una comunidad compartida”, asegura el manifiesto.

 

Imprimir