Cabello abundante, deseo difícil de cumplir | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 04 de Mayo, 2018

Cabello abundante, deseo difícil de cumplir

Estética. La alopecia es un trastorno dermatológico demandante que para ser superado se requiere una larga y costosa cadena de esfuerzos, ya que las múltiples causas de la calvicie son los factores que dificultan la recuperación del cabello

Cabello abundante, deseo difícil de cumplir | La Crónica de Hoy

Durante décadas, hombres y mujeres han esperado una solución única, rápida y efectiva para lucir la cabellera que tenían hasta antes de que la alopecia iniciara su paso destructivo a lo largo y ancho de sus cabezas.Actualmente existen diferentes técnicas para lograr esta misión, sin embargo cada una implica una considerable inversión de tiempo, dinero y esfuerzo. Aunado a esto, una vez que la alternativa seleccionada logra el éxito deseado, se requiere mantener todos los esfuerzos, de lo contrario los cabellos volverán a mudarse al suelo.

Especialistas en dermatología explican que aunque esto no es un problema que ponga en riesgo la salud o la vida de las personas, en ocasiones puede afectar el autoestima, sobre todo cuando se trata de mujeres, por lo que recomiendan que si se ha decido enfrentar a la calvicie, se asesoren por médicos especialistas en trastornos de la piel.

En el mercado existen diferentes productos y terapias que ofrecen detener y evitar la caída del cabello, así como nutrirlo para que tenga una apariencia saludable, sin embargo, la mayoría de estas ofertas no resuelven el conflicto, ya que solo lo atienden de manera superficial, por lo que el afectado opta por no seguir adelante al no ver resultados.

Desde la raíz. Uno de los factores más comunes, y quizá de los que más pesen en el proceso de la alopecia, sobre todo en los hombres, es la participación de los genes, ya que si abuelos y generaciones anteriores han presentado calvicie, será muy difícil que los adultos modernos la puedan eludir.

Sin que sea una regla, algo que si es frecuente, es que las personas que mantienen dietas deficientes de valor nutricional pierden el cabello como consecuencia de la oxidación celular, ya que si la piel y el cabello carecen de minerales como hierro y zinc, será difícil que el pelo pueda permanecer. Otros factores como el tabaquismo y consumo de otras sustancias tóxicas favorecen la destrucción del cabello, ya que éstos son precursores de estrés oxidativo.

Cabe destacar que si al factor genético se le suma la deficiencia en la alimentación, la pérdida de tejido capilar podría ser prematura, es decir, antes de los veinte años de edad comenzarán a marcarse zonas despobladas de cabello en la cabeza.

Así como la genética y la alimentación son factores que contribuyen al desarrollo de la alopecia desde la infancia, también conductas de autocuidado y arreglo personal influye de manera importante en la pérdida del cabello; por ejemplo: niñas y niños a los que durante toda la educación básica se les ha aplicado gel, spray u otros productos para fijar y moldear el cabello, son candidatos para padecer alopecia en su vida adulta.

Por otra parte, la dermatóloga Ivonne Arellano ha señalado que otras de las causas de la alopecia pueden ser los trastornos hormonales, medicamentos, enfermedades, dietas estrictas, el parto y la lactancia. Quien es Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital General de México, Eduardo Liceaga, apuntó que la alopecia se clasifica en cicatriciales y no cicatriciales. “Dentro de las alopecias no cicatriciales, la más común es la efluvio telógeno que se caracteriza cuando el cabello se cae de golpe debido a la insuficiente energía que tiene el cuero cabelludo para retenerlo”.

Regularmente, indicó que este tipo de calvicie se presenta después de un parto, de alguna enfermedad, o de haber tomado algún fármaco o recibido algún tipo de quimioterapias. Sin embargo, aseguró que en este caso el cabello se puede regenerar entre dos y tres meses.

Entre las causas de las alopecias cicatriciales se encuentran la foliculitis (inflamación de los folículos pilosos), y algunas enfermedades como el lupus discoide (lesiones circulares en la piel). En este tipo de alopecia, el cabello que se cae ya no se repone, debido a que en la zona afectada se genera una cicatriz permanente.

Todos los días se caen entre setenta y cien cabellos, hecho que es un proceso normal, sin embargo, cuando esta cantidad es excedida y no hay factores no cicatriciales, entonces se debe acudir con un especialista, pues folículo piloso que se pierde, ya no se recupera y se marca una cicatriz, la cual impide el crecimiento de pelo nuevo.

Bajo un esquema dermatológico, el especialista evaluará la salud del cabello y del cuero cabelludo, con base en este dictamen prescribirá el tratamiento, el cual por lo general consiste en consumo de suplementos alimenticios, aplicación de lociones, chámpus y algún fármaco.  Para evitar falsas expectativas, el médico deberá proporcionar un pronóstico aproximado del porcentaje de éxito del tratamiento, ya que si prevalecen las áreas con cicatrices por muerte de folículo pilar, entonces será poco el cabello a recuperar.

Otra de las alternativas viables que ofrecen la recuperación del cabello es la terapia láser, ya que esta técnica puede regenerar el folículo piloso que aún se mantiene vivo. Esta técnica es un coadyuvante a la terapia de base, ya que si solo se aplica el láser, será como únicamente usar uno de los diferentes insumos que prescribe el dermatólogo.

Aunque el cabello cubre toda la cabeza, no todo el tejido capilar es igual, ya que el de la zona que está arriba de la frente es más vulnerable a trastornos y procesos hormonales, esto a diferencia del que está en la base de la nuca o alrededor de las orejas. Al darse cuenta de esto, los dermatólogos optaron por retirar cabello con folículo piloso de las zonas donde es más fuerte e injertarlo en el área donde ya no hay. Esta microcirugía es indolora y ofrece altas expectativas para el paciente, sin embargo cabe advertir que antes de iniciar el proceso se debe dar un tratamiento de preparación a todo el cuero cabelludo, ya que de lo contrario el cabello que siga enfermo se caerá y entonces se necesitará hacer implantes adicionales.

Imprimir