El espíritu del Yunque

Pepe Grillo

El espíritu del Yunque

El desdén, acaso desprecio de López Obrador por las organizaciones de la sociedad civil, que le causan resquemor, llevó al candidato de Morena al extremo de nombrar a Manuel Espino como enlace con ese sector.

Manuel Espino, el exdirigente nacional del PAN y representante de los intereses de la derecha más trasnochada, es ahora el puente entre las organizaciones sociales y Morena.

Espino andaba por ahí diciendo que tenía una reserva de 800 mil votos del Movimiento Ruta 5, para quien les hiciera un espacio en sus filas.

López Obrador le hizo un huequito esperando captar esos votos. Espino se sentará junto a Germán Martínez, otro expresidente nacional del PAN que cambió de cachucha.

¿Qué diría de ellos don Manuel Gómez Morín? Es pregunta

 

El escribidor pone el espantajo

El narrador Mario Vargas Llosa describió para México dos escenarios en caso de que López Obrador gane la elección presidencial de julio: uno malo y otro incalificable.

El Nobel de Literatura advirtió que López Obrador, con sus políticas populistas, puede empujar a México hacia un desastre.

Y enseguida añadió, pero no al grado de una catástrofe como en Venezuela. ¿Se supone que eso debe tranquilizarnos?

Dejó un buen deseo: Ojalá que este gran país (México) no se suicide eligiendo un demagogo y populista irresponsable.

Tal parece que el escribidor se dedica ahora al género de terror.

 

Pregunta sin respuesta

¿Y si los niños fueran candidatos? Se pregunta un spot que Mexicanos Primero quería difundir en plena campaña electoral.

La pregunta quedará sin respuesta, pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó bajarlo, con lo que revocó un acuerdo al interior del INE que había aceptado difundirlo, aunque en una votación dividida.

La alianza Morena, PES, se inconformó y el Tribunal terminó dándoles la razón pues viola el precepto de que personas físicas y morales  no pueden contratar propaganda para influir en el voto.

La reforma educativa no tiene quien la defienda.

 

Eficiente y cálida

Concluyó la misión diplomática de Roberta Jacobson en México.

La embajadora visitó al presidente Peña Nieto en Los Pinos como acto de despedida.

Fue nombrada hacia finales de la administración Obama, imaginando, como lo hacían todos, que haría huesos viejos en México una vez que su amiga Hillary Clinton estuviera en la Casa Blanca.

Pero el ganador fue Donald Trump con lo que arrancó uno de los periodos más ríspidos en la historia de la relación bilateral que por cierto nunca ha sido fácil.

Jacobson demostró que es posible defender los intereses del país que se representa, sin dejar de ser amable, incluso cálida, con el país anfitrión.

Su último mensaje en la red social como embajadora fue de agradecimiento para los equipos de trabajo de ambos países que hacen posible que la relación México-EU, a pesar de los pesares, camine.

pepegrillocronica@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios