Hipertensión pulmonar, afecta pulmones y corazón | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 05 de Mayo, 2018

Hipertensión pulmonar, afecta pulmones y corazón

Los signos y síntomas de la hipertensión pulmonar en sus etapas iniciales podrían no ser evidentes durante meses o incluso años.

Hipertensión pulmonar, afecta pulmones y corazón | La Crónica de Hoy
Dificultad para respirar entre los principales síntomas

La hipertensión pulmonar es un tipo de presión arterial alta que afecta a las arterias de los pulmones y al lado derecho del corazón.

El día Mundial de la Hipertensión Pulmonar es un evento anual mundial para crear conciencia de la hipertensión pulmonar (HP), una afección grave que afecta a los pulmones y el corazón.

El 5 de mayo, más de 80 organizaciones de todo el mundo participarán en las actividades del Día Mundial de PH para dar a conocer esta enfermedad se diagnostica con frecuencia y celebrar las vidas de las personas que viven con el pH.  METAS

La hipertensión pulmonar es un tipo de presión arterial alta que afecta a las arterias de los pulmones y al lado derecho del corazón.

Algunas formas de hipertensión pulmonar son afecciones graves que empeoran progresivamente y, a veces, son mortales. Si bien algunas formas de hipertensión pulmonar no pueden curarse, el tratamiento puede ayudar a disminuir los síntomas y mejorar tu calidad de vida.

Los signos y síntomas de la hipertensión pulmonar en sus etapas iniciales podrían no ser evidentes durante meses o incluso años. A medida que la enfermedad progresa, los síntomas empeoran.

Entre los síntomas de la hipertensión pulmonar se encuentran:

  • Dificultad para respirar (disnea), en un inicio mientras haces ejercicio y con el tiempo durante el descanso
  • Fatiga
  • Mareos o episodios de desmayos (síncope)
  • Presión o dolor en el pecho
  • Hinchazón (edema) en los tobillos, las piernas y, con el tiempo, en el abdomen (ascitis)
  • Color azulado en los labios y la piel (cianosis)
  • Pulso acelerado o palpitaciones del corazón

El corazón tiene cuatro cavidades, de las cuales dos son superiores (aurículas) y dos son inferiores (ventrículos). Cada vez que la sangre pasa por el corazón, la cavidad derecha inferior (ventrículo derecho) bombea sangre a los pulmones a través de un vaso sanguíneo grande (arteria pulmonar).

En los pulmones, la sangre elimina el dióxido de carbono y toma el oxígeno. Luego, la sangre rica en oxígeno fluye a través de los vasos sanguíneos en los pulmones (arterias pulmonares, capilares y venas) hacia la parte izquierda del corazón. Por lo general, la sangre fluye fácilmente a través de los vasos que se encuentran en los pulmones, por lo que la presión arterial es usualmente más baja en esa zona.

Con la hipertensión pulmonar, el aumento de la presión arterial ocurre a causa de cambios en las células que recubren las arterias pulmonares. Estos cambios pueden hacer que las paredes de las arterias se vuelvan más rígidas y gruesas, y puede formarse tejido adicional. Los vasos sanguíneos también pueden quedar inflamados y endurecidos.

Estos cambios en las arterias pulmonares pueden reducir o bloquear el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos. Esto dificulta el flujo de la sangre, lo cual eleva la presión arterial en las arterias pulmonares.

Imprimir