Negocios

Desprestigio a empresarios sólo genera incertidumbre: CEESP

Rechazan ser ente negativo del “pueblo”. Advierten sobre los riesgos de polarización, que generan los candidatos en busca de votos. El populismo es un arma muy eficiente para incidir en la percepción, pero también lo es para denostar el prestigio de instituciones o sectores

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) afirmó que  desprestigiar los avances de las empresas sólo abona a la incertidumbre del país y criticó que con el afán de atraer votos de los jóvenes, se pretenda dañar la imagen de los empresarios, haciéndolos parecer como un ente negativo para el “pueblo”. La postura del CEESP se da luego de que el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador lanzó severas críticas contra los empresarios, acusándolos de no querer un cambio para el país, y de rehusarse a perder “el privilegio de mandar”.

El organismo perteneciente al sector privado señaló que durante las campañas se siguen escuchando todo tipo de argumentos, con el único objetivo de acrecentar la intención de votos y polarizar cada vez más la relación entre los diversos sectores.

En su reporte semanal “Análisis Económico Ejecutivo”, el CEESP lamentó que ahora se haya iniciado una lucha directa contra el sector privado en la búsqueda de consolidar la aceptación de la población en edad de votar.

“Se inició una lucha directa contra el sector privado, haciéndolo parecer como un ente negativo para el ´pueblo´, definido como el conjunto formado por personas que pertenecen a las clases sociales de menor poder adquisitivo”, expuso.

El CEESP, organismo privado aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), alertó que el populismo es un arma muy eficiente para incidir en la percepción de las personas, pero también lo es para denostar el prestigio de instituciones o sectores.

“Evidentemente algunos temas pueden ser utilizados con mucha efectividad para generar un ambiente de descontento de tal magnitud, que cualquier propuesta que ofrezca un alivio a estas supuestas prácticas tiende a ser bien visto por los electores. Sin embargo, no todo lo que se ofrece es favorable”, argumentó.

En su análisis semanal, el organismo expuso que el recurrir a la fijación de precios, como planteó uno de los candidatos a la Presidencia de la República para beneficio de quien menos tienen, generará un desequilibrio importante de los mercados.

“Los principales beneficiarios de este proceso nunca serán los grupos de menos recursos”, expuso el CEESP, al hacer referencia a la propuesta de López Obrador.

Ejemplificó que el gobierno de Argentina llegó a pagar cinco puntos del Producto Interno Bruto (PIB) en subsidios generalizados, y expuso que en México también se tienen experiencias negativas, con los subsidios a la gasolina y el diésel.

Entre 2007 y 2014, indicó, el costo de los combustibles fue de 871 mil millones de pesos y benefició más al sector rico del país, que es el grupo de mayor capacidad de consumo.

Imprimir