Nacional

Cuando el miedo se hace terror; 329 mil mexicanos desplazados

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El desplazamiento interno forzado en México no se detiene y cada año se incrementa derivado sobre todo de la violencia y presencia del crimen organizado, pero también por conflictos políticos y hasta étnicos que se han agudizado en el país, lo que ha provocado que más  de 329 mil personas hayan sido víctimas de este fenómeno social en territorio nacional en los últimos  años.

Tan sólo en el 2017, 20 mil 390 personas fueron víctimas de desplazamiento forzado durante 25 eventos masivos que se registraron en los estados de Chiapas, Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Coahuila, Durango, Michoacán, Oaxaca y Zacatecas, donde los más afectados fueron  los indígenas pues del total de personas desplazadas ese año, 12,323 eran indígenas, lo que representa el 60.44 por ciento de víctimas

De acuerdo a un reporte de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), 11 mil 232 personas se desplazaron a causa de la violencia generada por grupos armados organizados; 8,928 personas tuvieron que huir de sus hogares debido a violencia política, conflictividad social y disputas territoriales; mientras que 230 personas fueron desplazadas debido a proyectos extractivos mineros.

 Las formas de violencia registradas con más frecuencia en los episodios de desplazamiento fueron el uso de armas o presencia de personas armadas; las amenazas e intimidación; y la quema, destrucción o ataque con armas de fuego a casas, cultivos, negocios o vehículos

Las personas desplazadas internamente son quienes de manera individual o colectiva, es decir, familias o grupos de familias huyen o escapan de su hogar, del lugar donde viven o residen, hacia otra colonia de su mismo municipio, hacia otro municipio de su estado o hacia otro estado del país, para evitar ser víctima de una situación de violencia generalizada, de un conflicto armado, de violaciones a los derechos humanos, de catástrofes naturales o provocadas por el ser humano; o después de haber sido víctima de estas situaciones.

El desplazamiento interno forzado consecuencia de la violencia en México es una problemática con presencia creciente en el país, cuyas víctimas se encuentran en un estado de profunda vulnerabilidad.

DESPLAZAMIENTO 2017.  De enero a diciembre de 2017 se registraron 25 episodios de desplazamiento interno forzado masivo en México, afectando a 20 mil 390 personas.

Los desplazamientos se registraron en al menos 9 estados, 27 municipios y 79 localidades.

Las entidades con más episodios de desplazamiento interno forzado masivo fueron Guerrero, con 7, Sinaloa, con 5, Chihuahua, Chiapas  y Oaxaca, con 3, respectivamente.

La entidad con más personas desplazadas fue Chiapas, con  seis mil 90 personas, lo que corresponde aproximadamente al 29.87 por ciento de la población desplazada el año pasado.

En segundo lugar se encuentra Guerrero, con  cinco mil 948 personas desplazadas, representando el 29.17 por ciento. En tercer lugar se encuentra Sinaloa, con  dos mil 967 personas desplazadas, lo que corresponde al 14.55 por ciento.

El 73.59 por ciento de las personas desplazadas en 2017 eran originarias de 3 estados: Chiapas, Guerrero y Sinaloa. El episodio con el mayor número de víctimas registradas, que desplazó a cinco mil 323 indígenas tzotziles, ocurrió en Chiapas, en los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó.

CAUSAS. En todos los episodios de desplazamiento masivo se registró la presencia y/o el uso directo de la violencia. En la mayoría de los episodios, la violencia generada por grupos armados organizados fue la causa directa y principal de los desplazamientos.

Incluso en el caso en que se registró como causa un proyecto extractivo minero, la población fue desalojada de sus casas por personas armadas y con el uso de violencia.

En 17 de los 25 episodios fueron causados por violencia generada por grupos armados organizados (68 por ciento). Estos episodios ocurrieron en Coahuila, Chihuahua, Durango, Guerrero, Michoacán y Sinaloa.

De un total de 20,390 personas internamente desplazadas el  año pasado,  11 mil 232 personas (55 por ciento) se desplazaron a causa de la violencia generada por grupos armados organizados.

¿RETORNO? En sólo 8 de los episodios de desplazamiento interno forzado masivo registrados en 2017 se reportó el regreso de por lo menos parte de la población desplazada a sus lugares de origen o residencia habitual.

Se trata del 32 por ciento del total de 25 episodios. En tres de estos casos se reportó que la población regresó a sus hogares bajo presión de funcionarios del gobierno y/o sin que hubiera condiciones que garantizaran plena seguridad.

Estos episodios ocurrieron en los estados de Guerrero y Chiapas, y en todos estos se registró a la población indígena como las víctimas del desplazamiento.

Imprimir