Llega huachicoleo a la frontera y se vuelve más violento | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 08 de Mayo, 2018

Llega huachicoleo a la frontera y se vuelve más violento

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Bandas de huachicoleros llegaron el año pasado a Baja Calidornia y allí siguen. A diferencia de lo que se ve en otras zonas del país, aquí portan armas de alto poder para enfrentar a las autoridades y otros grupos criminales, aseveró el general Gabriel García Rincón, comandante de la Segunda Región Militar.

La fortaleza de su operación ha llegado a tal grado en menos de 12 meses que el pasado 10 de abril un grupo de estos delincuentes atacó con armas largas a elementos del Ejército, quienes aunque lograron repeler la agresión, no realizaron detenciones.

Aunque tanto autoridades civiles como castrenses aseguran que el problema lleva varios años de presentarse ocasionalmente en la entidad, no fue sino hasta mediados del 2017 cuando empezó a detectarse mayor organización en las bandas que realizan la ordeña de ductos.

Francisco Rueda Gómez, secretario de Gobierno en el Estado, aseguró que en las investigaciones que se han hecho hasta el momento, no se ha detectado que los integrantes de estas bandas sean personas de otras entidades del país.

Aunque hasta ahora Pemex Baja California no ha precisado las cantidades de combustible que le han sido robadas de esta forma, la magnitud de los robos da una idea del problema. El pasado mes de febrero, por ejemplo, en un solo operativo, el Ejército Mexicano aseguró 4 mil litros de gasolina.

El incidente que hizo prender los focos rojos a las autoridades sobre la operación de grupos huachicoleros en Baja California, ocurrió el pasado 20 de junio, cuando en las inmediaciones de la carretera Mexicali-Tijuana fue descubierta una camioneta con mil 300 litros de diésel.

Esto sí que no es común en la región. Las camionetas adaptadas, muy conocidos en Puebla y Tlaxcala, ya están en las carreteras del norte.

De acuerdo con las autoridades, en las primeras detenciones realizadas por este delito, los asegurados no portaban armas y en los interrogatorios no arrojaron muchos datos sobre la posible organización de las bandas.

Sin embargo a inicios del 2018 fue cuando empezó a denotarse una mayor complejidad en su forma de operación, además de descubrirse que utilizaban armas de grueso calibre para enfrentarse con las autoridades y otros delincuentes.

El senador Marco Antonio Blásquez, puntualizó que, en efecto, desde 2013 se empezaron a dar algunos casos de robo de combustible en Baja California; sin embargo, eran considerados “hormiga”, no en grandes cantidades ni por parte de grupos criminales tan organizados.

Las zonas de operación. De acuerdo a las primeras investigaciones que han realizado autoridades de la Policía Federal, Ejército Mexicano y la Policía Estatal Preventiva, se han hallado indicios de que el principal corredor de operación de estos grupos criminales, es el de Mexicali-Tecate.

Dicha zona cuenta con diversos focos rojos en los que se ha detectado su presencia, pero donde también ha habido detenciones e incautaciones, como el área de La Salada y La Rosita en el municipio de Mexicali y el poblado El Hongo, en el municipio de Tecate.

En lo que se refiere a las principales áreas de operatividad de los huachicoleros en el municipio de Mexicali, se encuentra en un sector fuertemente ligado el tráfico de drogas y de personas, dada la cercanía con la línea internacional.

Respecto al municipio de Tecate, las zonas donde se ha detectado la presencia de huachicoleros, es donde también operan sembradíos de droga, laboratorios de narcóticos, narcopistas, así como donde también ha habido denuncias de secuestros de migrantes.

Por lo anterior, es que las autoridades no descartan que haya alianzas o injerencia directa en estos grupos de robo de combustible con el crimen organizado o con los cárteles de la droga que operan en la región.

El ataque contra los militares. En los primeros meses de este 2018 y tras la llegada a la Segunda Región Militar del general Gabriel García Rincón, un mando castrense que ya ha estado varias veces a cargo de la zona de Baja California, se intensificaron los operativos y decomisos contra las mafias de huachicoleros.

El pasado mes de febrero, por ejemplo en la zona de La Rosita, en el municipio de Mexicali, decomisaron 4 mil litros de combustible, vehículos y armas de uno de estos grupos.

Posteriormente, en el mes de marzo, en el poblado El Hongo del municipio de Tecate, la milicia de nuevo realizó un operativo donde descubrieron 3 mil litros de gasolina, armas, unidades, así como a varios sujetos dedicados a este ilícito.

Fue precisamente en el mismo poblado de El Hongo, cuando el Ejército en el mes de abril descubrió otra célula de huachicoleros, pero en esta ocasión los delincuentes respondieron con disparos de armas largas. Los soldados lograron repeler el ataque, pero no alcanzaron a detener a ninguno de los integrantes.

De acuerdo a la información oficial, habrían herido a dos maleantes, sin embargo no lograron localizarlos en ningún hospital o clínica del Estado. Asimismo, los huachicoleros dejaron abandonados en una brecha, contenedores, armas y vehículos. Aparentemente, otros integrantes del grupo criminal los habrían ido a rescatar en otras unidades. Hasta la fecha no han logrado dar con ellos y el robo de combustible continúa.

El triángulo rojo de BC

Hace un año empezó a sistematizarse el huachicoleo en Baja California. Aparecen vehículos para el transporte de combustible robado y la detención de personas dedicadas a este ilícito se incrementa. A diferencia del centro del país, donde la zona de ordeña de ductos es relativamente reducida (un pequeño triángulo aledaño a la ciudad de Puebla), en el caso de Baja California, como todo en este territorio semidespoblado y extenso, el delito se extiende 200 kilómetros lineales, en paralelo a la frontera, de Mexicali a Tijuana.

 

Imprimir