Aplicación de insulina por diabetes gestacional | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 08 de Mayo, 2018

Aplicación de insulina por diabetes gestacional

La diabetes gestacional es el único tipo de diabetes reversible

Aplicación de insulina por diabetes gestacional | La Crónica de Hoy
Control y cuidado adecuados disminuyen riesgos

Está científicamente comprobado por diversos estudios que el tratamiento con insulina es el más óptimo y efectivo para el control de la diabetes, de cualquier tipo, incluida la diabetes gestacional.

Con motivo de la conmemoración de este 10 de mayo, la Lic. Teresa Tafolla, Educadora en Diabetes de Becton Dickinson indica sobre el tema: “La diabetes gestacional es el único tipo de diabetes reversible ya que dependiendo de los cuidados que se tengan, tanto por la diabetes como del embarazo en general, se puede curar después del período de gestación. Es de suma importancia llevar ambos procesos de la mano de su médico tratante y profesionales de la salud para alcanzar la salud deseada de manera exitosa”. 

La diabetes gestacional es la presencia de azúcar alta (glucosa) en la sangre que empieza o se diagnostica por primera vez durante el embarazo.

Se debe a que las hormonas del embarazo pueden bloquear el trabajo que hace la insulina. Cuando esto sucede, los niveles de azúcar en sangre de una mujer embarazada pueden incrementar.

El riesgo de padecer diabetes gestacional es más alto si:

  • Tiene más de 25 años al quedar embarazada
  • Proviene de un grupo étnico con un mayor riesgo, como latino, afroamericano, nativo americano, asiático o de las islas del Pacífico
  • Tiene antecedentes familiares de diabetes
  • Dio a luz a un bebé que pesó más de 9 libras (4 kg) o que tuvo una anomalía congénita
  • Tiene hipertensión arterial
  • Tiene demasiado líquido amniótico
  • Ha tenido un aborto espontáneo o mortinato de manera inexplicable
  • Tenía sobrepeso antes del embarazo
  • Aumentó excesivamente de peso durante su embarazo
  • Presenta síndrome de ovario poliquístico.

La recomendación de la Lic. Tafolla para evitar complicaciones relacionadas con la diabetes gestacional son:

  • Planificación del embarazo. Lo ideal es planificar para que la mujer esté en su mejor salud posible al momento de embarazarse. Es importante distinguir este tipo de diabetes ya que sólo se desarrolla durante el período de gestación. Si ya se tenía diabetes, ya sea tipo 1 o 2, debe estar bajo control antes de la concepción.
  • Consultar al médico. Todo el proceso, tanto del embarazo en general como de la diabetes gestacional, se debe llevar de la mano del médico tratante y profesionales de la salud para lograr los resultados deseados.
  • Monitoreos oportunos. Con el fin de tener un monitoreo más certero, se recomienda la prueba de hemoglobina glucosilada (estudio sanguíneo que muestra cada 3 meses el comportamiento de la glucosa en sangre) así como las pruebas con glucómetro frecuentes.
  • Alimentación y ejercicio. Además del tratamiento médico, una alimentación balanceada y la activación física son pilares para el cuidado de cualquier tipo de diabetes. Estos deben ser personalizados de acuerdo a las posibilidades de cada paciente bajo instrucciones de los profesionales de la salud. Con esto se impulsa el funcionamiento óptimo de la insulina, en caso de ser prescrita.
  • Aplicaciones de insulina. La administración de insulina es totalmente segura durante la diabetes gestacional bajo una correcta técnica de inyección. Esto implica utilizar agujas cortas y Ultra Finas: de 6mm para jeringa convencional y 4mm para dispositivos tipo pluma. Éstas tienen 5 biseles en la punta formando un diamante que hacen más amable la experiencia, fomentando una mayor adherencia al tratamiento.
  • Sitios de inyección. Como cualquier otra persona que vive con diabetes, las mujeres con diabetes gestacional deben alternar los sitios de inyección, que son: brazo, muslo, glúteo y abdomen. Este último sitio es seguro durante los primeros 2 trimestres del embarazo, dejando mínimo un dedo de distancia del ombligo hacia fuera. Durante el último trimestre del embarazo, se recomienda ya no inyectar en el abdomen, y continuar con la rotación en los demás sitios de inyección.
  • No reuso. Las agujas son herramientas de aplicación de un solo uso, ya que pueden generar lipodistrofias, mayor dolor en la penetración de la piel y alterar las dosis aplicadas de insulina, afectando el control glucémico.

Indica la Educadora en Diabetes a manera de conclusión: “Esta etapa de la vida de una mujer es muy especial y no tiene por qué representar complicaciones si mantiene un control y cuidado adecuado. Se puede disfrutar de manera saludable tanto para el bebé como la madre si se lleva de la mano con los médicos tratantes y la insulinización se lleva a cabo de manera adecuada”.

Imprimir