Mundo

Separar a familias migrantes pone en riesgo la salud de menores: Expertos

Pediatras alertan de “consecuencias de por vida para los niños” si los apartan de sus padres.

La decisión del gobierno de Estados Unidos de separar de sus familias a los menores que ingresen junto a sus padres de forma indocumentada por la frontera sur tendrá graves consecuencias en la salud de los niños, advirtieron ayer expertos. La Academia Estadunidense de Pediatría (AAP) se mostró contraria a la amenaza del lunes del fiscal general de EU, ­Jeff Sessions, que anunció que separaría a los niños de sus familias indocumentadas cuando éstas sean detenidas en la frontera.

La pediatra Colleen Kraft, presidenta de la AAP, señaló que “las experiencias altamente estresantes, como la separación familiar, pueden causar un daño irreparable, alterando la arquitectura del cerebro de un niño y afectando su salud a corto y largo plazo”.

“Este tipo de exposición prolongada al estrés grave, conocido como estrés tóxico, puede tener consecuencias de por vida para los niños”, agregó Kraft.

La AAP se ha involucrado directamente con la situación y hasta la semana pasada había escrito al menos cinco veces al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para expresar su oposición a las separaciones y pidiendo que se derogue la práctica, que algunos medios aseguran que ha afectado ya a 700 familias.

Kraft, con 30 años de experiencia en el campo de la pediatría, vio con sus propios ojos la situación que ya viven varios niños, especialmente centroamericanos, en el estado de Texas. “No sólo estoy indignada, sino consternada por la gran crueldad de lo que vi”, advirtió la pediatra, que recabó evidencia médica sobre las consecuencias de la separación.

Imprimir