Por México al Frente Único que garantiza el ejercicio periodístico libre y seguro

Jorge Romero Herrera

El 3 de mayo de 1993 fue proclamado como el Día Mundial de la Libertad de Prensa por la Asamblea General de las Naciones Unidas; siguiendo la recomendación adoptada durante la 26ª sesión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991.

A partir de entonces, cada 3 de mayo se conmemoran los principios fundamentales de la libertad de prensa. La fecha nos brinda la oportunidad de evaluar las condiciones que garantizan la libertad de prensa en el mundo y particularmente en nuestro país, además de llevar a cabo un posicionamiento en defensa de los medios de comunicación y de rechazo a los ataques en contra de su independencia; así como rendir homenaje a los periodistas que, de manera condenable, han perdido sus vidas en el ejercicio de su profesión.

En este marco, en días pasados Ricardo Anaya Cortés, candidato de la Coalición Por México al Frente a la Presidencia de la República se comprometió a garantizar que durante su gobierno existirá una nueva relación con los medios de comunicación, así como un modelo democrático, con énfasis en la transparencia y el flujo de la información; en aras de un periodismo democrático, profesional y ético.

Por el contrario, López Obrador representa una amenaza a la libertad de expresión; su reacción contra quienes no comparten su proyecto lo muestra como intolerante y autoritario, lo que genera un riesgo para quienes se dedican de manera libre e independiente al periodismo. Hoy, México es ya uno de los países más peligrosos para ejercer estas tareas; para nadie es desconocido que, en los últimos años, quienes ejercen el periodismo en México enfrentan un entorno difícil y peligroso.

Sin duda, vivimos momentos críticos en materia de libertad de expresión. Ocupamos el lugar 152 entre 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa y se han multiplicado las agresiones a periodistas, con más de 40 profesionales asesinados durante el actual sexenio.

Sabemos que la existencia de una prensa libre, fuerte y responsable es de vital importancia para el sostenimiento y desarrollo de la democracia, pues ésta ejerce una labor de contrapeso y vigilancia para el ejercicio del poder.

La Constitución de la Ciudad de México establece en su artículo 7º que las personas profesionales de la información tienen derecho a desempeñarse de manera libre y a mantener el secreto profesional que salvaguarda a los periodistas y colaboradores periodísticos, en cumplimiento de sus funciones, así como a no ser obligados a revelar sus fuentes de información.

Nuevamente ha quedado demostrado que el proyecto que representa Por México al Frente de Ricardo Anaya Cortés, es el único que garantiza un cambio de regimen que traerá la libertad y la justicia para todos.

 

* Coordinador del GPPAN en la ALDF

* Secretario de la Comisión de Gobierno

 

@JorgeRoHe

Imprimir

Comentarios