Mundo

Rusia y países exsoviéticos celebran el Día de la Victoria en la II Guerra Mundial

Como cada 9 de mayo, multitud de ciudades rusas, y también de países que formaron parte de la URSS, como en Moldavia, Bulgaria o Ucrania, y hasta en Berlín, celebraron ayer un desfile conmemorativo del 73 aniversario del Día de la Victoria de las tropas soviéticas sobre el régimen nazi en la II Guerra Mundial.

El principal desfile, y el más destacado, es el que se celebra en la Plaza Roja de Moscú, desfile al que asistió el presidente ruso, Vladímir Putin, que justamente el martes estrenó un nuevo mandato de seis años en el cargo.

El ejército ruso aprovechó el desfile para exhibir algunas de sus novedades armamentísticas, entre las que destacó el misil hispersónico Kinzhal, capaz de eludir los escudos antimisiles existentes.

Putin elogió a los veteranos de la II Guerra Mundial como “un eterno ejemplo” para las siguientes generaciones y denunció los intentos de “distorsionar la historia” y minimizar el papel que desempeñó la Unión Soviética.

Ante cientos de veteranos de la contienda y los más de 13 mil militares que desfilaron por el empedrado de la plaza Roja, Putin prometió que Rusia siempre recordará la gesta de los que lucharon en defensa de la URSS y “continuará sus tradiciones”.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acompañó a Putin durante el desfile, aprovechando su visita oficial a Moscú.

Como es tradición en los últimos años, después de los actos en la plaza Roja y tras la apertura al público, decenas de miles de personas comenzaron a afluir hacia el centro de Moscú para participar en la marcha del llamado Regimiento Inmortal, una marcha de exaltación patriótica en la que los ciudadanos marchan con imágenes de sus familiares que lucharon contra los nazis.

Imprimir