Mundo

Puigdemont podría proponer nuevo candidato a presidir Cataluña

LÑos grupos Juntos por Cataluña (que lidera Puigdemont) y Esquerra Republicana de Cataluña negocian lo que sería una nueva propuesta, y esperan que este viernes se logre el acuerdo.

Foto: Archivo

El líder independentista Carles Puigdemont podría proponer este viernes a un nuevo candidato para presidir la Generalitat de Cataluña, después que el Tribunal Constitucional de España le impidió volver al cargo mediante la reforma de la Ley de Presidencia.

Los grupos parlamentarios que impulsan la independencia de Cataluña (noreste de España) negocian la posibilidad de consensuar un candidato, toda vez que el plazo para investir presidente vence el 22 de mayo, y si no aprovechan su mayoría en la cámara se volverán a repetir las elecciones.

El Tribunal Constitucional aceptó el miércoles la impugnación que presentó el gobierno español a la reforma de la Ley de Presidencia, que aprobó el viernes pasado el parlamento catalán y que permitiría votar un nuevo presidente sin que este estuviera presente en la sesión.

La llamada “investidura telemática” permitiría que Puigdemont, quien se encuentra en Alemania sujeto a un proceso de entrega judicial a España, donde se le acusa de delitos de rebelión y malversación, pudiera ser investido por esa mayoría independentista (70 de los 135 escaños de la cámara).

Ante la imposibilidad de hacer realidad esta operación, los grupos Juntos por Cataluña (que lidera Puigdemont) y Esquerra Republicana de Cataluña negocian lo que sería una nueva propuesta, y esperan que este viernes se logre el acuerdo.

Después de las elecciones del 21 de diciembre pasado, Puigdemont fue el primer candidato, aunque su situación judicial le ha impedido volver a Cataluña, la segunda propuesta fue Jordi Sánchez, pero está en prisión preventiva por delito de rebelión también vinculado al proceso independentista de octubre pasado.

La tercera fue el exconsejero de Presidencia, Jordi Trull, quien se sometió a sesión de investidura el 22 de marzo y la perdió al oponerse los anticapitalistas de la Candidatura de Unidad Popular (CUP), que consideran que solo Puigdemont puede impulsar la república catalana.

El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, procesó el 23 de marzo pasado a 23 dirigentes independentistas, y ordenó el ingreso en prisión de varios de ellos, como Trull, lo que le impidió acudir a una segunda votación de investidura el 24 de marzo.

Tras volver a fracasar un nuevo intento a favor de Puigdemont, y de cara a cerrarse el plazo si no se quiere repetir elecciones, este viernes podría conocerse el llamado “plan D” en una cuarta propuesta en un diputado no sujeto a proceso judicial.

Los grupos independentistas manejaron recientemente el nombre de Elsa Artadi, diputada muy cercana a Puigdemont, aunque ha tomado fuerza Quim Torra, también cercano al expresidente.

Las previsiones de las fuerzas independentistas es que el debate de investidura inicie el lunes 14 de mayo, y al fracasar una primera votación de mayoría absoluta (la mitad más uno de la cámara), el día 16 se apruebe su propuesta con 66 votos a favor, 65 en contra y cuatro abstenciones.

Ante esta situación, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, consideró este jueves que es de “urgencia nacional” la formación de gobierno en Cataluña para recuperar la normalidad institucional, económica y social.

En entrevista con el programa “Espejo Público” de la televisora Antena 3, expuso que se necesita en Cataluña un ejecutivo que “no divida a la gente, que intente ser el gobierno de todos y que cumpla la ley”.

“A partir de ahí, podemos iniciar un proceso de diálogo y yo estoy dispuesto a hablar con ese gobierno, sin más límite, lógicamente, que lo establecido en la ley”, recalcó.

Criticó que se ha llegado a esta situación, pues Puigdemont parece “tener secuestrada la voluntad del Parlamento”.

ijsm

Imprimir