Nacional

Ordenan a Gómez Urrutia entregar 54 mdd

El candidato de Morena al Senado de la República, Napoleón Gómez Urrutia, tendrá que repartir entre los trabajadores mineros 54 millones 84 mil 470 dólares del extinguido fideicomiso minero, de acuerdo con el reciente fallo de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.
Señaló lo anterior el secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico FRENTE, Carlos Pavón Campos, quien calificó dicho fallo como “un acto de justicia”.
“Si bien el fallo menciona que es el sindicato minero el que debe pagar esa importante suma, el responsable directo es Gómez Urrutia ya que como responsable de esa organización hizo caso omiso y nunca repartió el dinero entre los trabajadores de Cananea, que es a quienes corresponde la suma”, destacó,
Subrayó que “siempre denunciamos que ese dinero nunca se repartió y que tampoco se utilizó para reparaciones de las instalaciones sindicales, después Napito trató de explicar el destino de ese dinero mediante una auditoría de tres páginas hecha a modo. Este fallo demuestra que Napo siempre mintió en torno al paradero del Fideicomiso minero”, apuntó Pavón.

El dirigente del FRENTE adelantó que desde Canadá, Napo tratará una vez más, de crear una cortina de humo y hacer de este fallo un asunto meramente político.
“Dirá que es una muestra de la persecución política que padece, dirá que es una maniobra producto de una guerra sucia que, por supuesto no existe, y como siempre, dirá que la JFCyA está subordinada al Poder Ejecutivo. Lo que sí es real es que se actuó conforme a derecho y hizo justicia para los trabajadores de Cananea que en aquél entonces laboraban en aquella mina y que nunca recibieron un solo centavo del fideicomiso”, resaltó.
Pavón Campos subrayó que dicho laudo demuestra a todas luces que Gómez Urrutia jamás repartió el fideicomiso entre los trabajadores.
“Este fallo es una victoria para los trabajadores mineros, ahora hay que ir más allá y cuestionar qué hizo Napo con ese dinero durante todos estos años, a dónde fue a parar, no olvidemos que 55 millones de dólares pueden servir y mucho para comprar un lugar en el Senado”, advirtió.

 

Imprimir